Primer acto de Presentación de la AEAC

Hoy hemos presentado ante la comunidad científico-tecnológica la Asociación Española para el Avance de la Ciencia (AEAC), en un acto que ha sido posible gracias a la generosa e inestimable colaboración del CIEMAT. Esta es una iniciativa que los promotores estimamos diferente y oportuna.

El acto comenzó con la lectura por parte de Emilio Muñoz de una carta enviada a primera hora de la mañana por Federico Mayor Zaragoza, presidente de la AEAC, y en el que mostraba su más firme apoyo y adhesión a esta iniciativa. Tras la lectura Ramón Gavela, Director del CIEMAT, realizó un discurso de bienvenida en el que destacó la importancia histórica que un OPI como el CIEMAT tiene en el panorama científico español, y lo importante de apoyar un proyecto como el que inicia la AEAC. Seguidamente tuvieron lugar cuatro ponencias de un cuarto de hora de duración cada una, en la que en primer lugar Emilio Muñoz (Vicepresidente de la AEAC) dio un repaso a la evolución de la ciencia española durante el siglo XX en comparación con la situación mundial. Vicente Larraga, coordinador del informe sobre la Ciencia de la Fundación Alternativas, dio buena cuenta de los recortes financieros que ha sufrido el sistema de I+D español, notablemente durante los últimos años. Ana Muñoz nos habló detalladamente de la percepción que científicos, políticos y ciudadanos tenemos los unos de los otros y de cómo inculcar la cultura científica es una herramienta para conseguir un pacto cívico por la ciencia. Finalmente Santiago López disertó sobre la diferencia estrategia para con el sistema de I+D que tienen unos países Europeos con respecto a otros, y como esto puede condicionar los futuros puestos de trabajo que están aún por crear. Estos tres ponentes son todos vocales de la AEAC.

Seguidamente Borja Sánchez (Secretario de la AEAC) y Carmen Andrade (Vicepresidenta de la AEAC), nos presentaron en un cuarto de hora la asociación, sus fines, sus objetivos, destacando su carácter incluyente e inclusivo: CUALQUIERA PUEDE SER SOCIO ESTÉ O NO RELACIONADO CON EL MUNDO CIENTÍFICO. Esto dio lugar a una hora de debate en el que surgieron ideas interesantes a tener en cuenta para la segunda presentación del día 28 mayo y para las dos reuniones que tendrán lugar en Madrid y Barcelona (os lo anunciaremos debidamente en la web y RRSS) y que decidirán los grupos de trabajo y las estrategias a seguir por la AEAC.

Iniciamos así un debate sobre las muchas cuestiones que afronta nuestra sociedad ante los retos que impone el actual cambio de paradigma tecnológico. Quienes nos dedicamos a la ciencia tenemos la obligación moral, la responsabilidad y el compromiso de hacer conocer a la ciudadanía la importancia de estos retos, porque ciencia, tecnología y ciudadanía deben repensar juntas las soluciones socialmente sostenibles a las muchas cuestiones que nos depara un futuro que ya está aquí, promoviendo la reflexión crítica y la búsqueda de los diagnósticos correctos.

En nuestro país, este debate es más urgente que en otros y más necesario que nunca, debido a la situación desoladora generada en nuestro sistema de ciencia y tecnología por los años de crisis, tanto en la asignación de recursos como en las tareas de gestión. Como testimonio, ahí están las muy numerosas señales de preocupación que están recogiendo los medios de comunicación sobre la situación, en algunos casos límite, de investigadores y centros públicos de investigación, universidades e incluso de los sectores productivos más dependientes de los avances científicos y tecnológicos.

Tales avances son indispensables si queremos que nuestro país no sea vagón de cola en los ámbitos científico-tecnológicos y se convierta en mero consumidor de los éxitos industriales de otros. Pero para que la sociedad apoye la ciencia como algo suyo, hay que promover la cultura científica a través de procesos de inmersión educativa, informativa y de interacción bidireccional entre sociedad y ciencia. Es lo que desde AEAC llamamos ciencia en sociedad. La ciencia solo estará en la agenda política, conformando su base y su estructura, cuando la sociedad comprenda su papel crucial, la sienta próxima y la demande. Esta es la principal finalidad y el gran reto de la AEAC.