Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 25.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Cuando una persona entra en una Consejería, sobre todo en mi caso que he pasado por toda la carrera científica -en el año 2002 conseguí una beca FPI y en 2016 aprobé la oposición a Científico Titular en el CSIC- uno tiene la oportunidad de diseñar estrategias para que la ciencia esté en agenda política y mejorar la gestión de la ciencia. Por ello quiero comenzar esta semana con una cuestión muy importante para mi acción de gobierno: la concesión de contratos predoctorales Severo Ochoa. Los medios de comunicación se han hecho eco, tanto ayer como hoy, de un comunicado emitido por la Asamblea por el Futuro de la Investigación en Asturias @AFIAsturies, en el que se protesta por los retrasos acumulados desde el 2015 en la concesión de dichos contratos. Y no voy a negar bajo ningún concepto que se necesita disminuir los plazos temporales de este procedimiento, tal y como por cierto expliqué a las propias representantes de @AFIAsturies en octubre. Seguimos estudiando cómo recortar plazos, que las convocatorias puedan resolverse de tal forma que se acompase la finalización del master con la incorporación de aquellas personas que quieran comenzar un doctorado, pero que este año heredamos un procedimiento (la convocatoria de contratos predoctorales 2019) que ya estaba en marcha, y esto hay que tenerlo en cuenta por lo siguiente que voy a explicar.

Tweet de la reunión de trabajo con las representantes de @AFIAsturies

En lo que a la Consejería de Ciencia compete, ya están realizados los últimos trámites desde el mes pasado: resolución y firma de convenios con los diferentes centros y la Universidad, que fueron aprobados en Consejo de Gobierno. Tal y como dijimos en nota de prensa, esperamos poder incorporar a l@s primer@s contratad@s este mes, y en eso trabajamos, hoy es día 19. Todas las personas afectadas pueden estar tranquilas, tendrán sus contratos y sólo queda el último control, que junto a los ya realizados configuran el mecanismo que tiene la Administración para garantizar nuestras acciones y verificar que el dinero público se utiliza de forma eficaz. Pero esto significa plazos y que el tiempo corra. Con esta situación, hace meses que el equipo que lidero está trabajando en la implementación de un nuevo modelo para agilizar no sólo esta convocatoria, sino el resto, y favorecer así a la comunidad de investigadores asturiana. Por tanto me gustaría transmitir tranquilidad; los cambios de modelo llevan tiempo, y 2020 será un año de transición hacia el nuevo sistema de gobernanza que planteamos a nuestra llega a Gobierno. Ah, aplíquese el mismo razonamiento al EPIF: es un expediente complicado, llevamos meses trabajando en cómo realizar la asignación correcta de las cuantías correspondientes a los incrementos, contrato a contrato, de tal forma que sea acorde a nuestros controles e, insisto, a aquello que nos da garantía de que el dinero público se gaste e invierta de una forma eficaz.

Esta semana ya hemos estado a pleno rendimiento en Consejería. De hecho ha sido una semana llena de reuniones y actos, con el viernes como día álgido con 4 actos en el que de hecho ni pisé el despacho. Comenzaba el lunes como suele ser habitual, con reunión del consejo de dirección para ponernos al día y sincronizar las actuaciones más administrativas y burocráticas de consejería y actualizar nuestra hoja de ruta estratégica. Después, reunión con la Presidenta de la Federación Asturiana de Concejos en la que pusimos sobre la mesa los problemas que más acucian a éstos, que como se imaginarán se concentran en las telecomunicaciones, tanto en el acceso a internet en las diferentes zonas de Asturias como en la conectividad de los polígonos industriales.

Con Cecilia Pérez, Alcaldesa de El Franco y Presidenta de la Federación Asturiana de Concejos.

Estamos trabajando muy duro en ello, y obviamente no podemos dar cuenta de los avances que hacemos día a día, por ello el Director General de Innovación, Investigación y Transformación Digital (nuestro Iván Aitor), además de haberse reunido ya con la inmensa mayoría de alcaldes y alcaldesas de Asturias y haber tomado requisitos, ha explicado a los medios los planes en los que trabajamos para aumentar el acceso a internet en Asturias así como para reducir la brecha digital. Pueden acceder al reportaje completo aquí, pero les dejo unos puntos clave:

– En Asturias, 151.000 personas están afectadas por “zonas blancas”,  es decir zonas donde la velocidad de conexión es inferior a 30 megas por segundo.

– 12 concejos tienen el 100% de su población en “zona blanca”.

– El 1,5% de la población asturiana tiene una conexión a internet que puede calificarse de “pésima”, aunque en muchos casos es porque sólo un operador presta servicios en esa zona.

– Según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, la penetración de líneas de banda ancha en la región alcanza al 32,6%, siendo la media nacional del 31,5%. Asturias es por tanto la 5ª mejor posicionada por detrás de Madrid, Cataluña, Baleares y País Vasco.

Mapa de cobertura de red móvil actualizado a 2018 (por sincronización con los PEBA)

Nuestra intención es acabar, para 2020, con esas “zonas blancas”. ¿Cómo? Completando los Planes de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA NGA) de 2018 y acometiendo los de 2019.

El martes nos reunimos con representantes de CaixaBank en una reunión institucional, en el que analizamos las diferentes vías de colaboración en temas de investigación, innovación, transformación digital y donde les hicimos una breve reseña de todas las actuaciones que tenemos previstas en la consejería para 2020, así como nuestra estrategia hasta 2023. Estaremos encantados que CaixaBank o la Obra Social La Caixa apoyen de alguna forma actuaciones de nuestra consejería, y de hecho también nos gustaría que esto se hiciera extensible al resto de instituciones del sector bancario que operan en nuestra región. También el martes, nos reunimos con el Rector y con el Vicerrector de Extensión Universitaria y Proyección Internacional de la Universidad de Oviedo para estudiar vías de apoyar su candidatura a liderar un proyecto de Universidad Europea. Estas Universidades Europeas son un programa piloto que persigue reforzar las asociaciones estratégicas entre instituciones de enseñanza superior a modo de “redes de universidades de toda la UE creadas desde abajo, lo cual permitirá a los estudiantes graduarse combinando periodos de estudio en varios países de la UE y contribuir a la competitividad internacional de las universidades europeas.” Lo que es bueno para la Universidad es bueno para Asturias.

El miércoles celebramos la última reunión de Misiones, un programa en el que como saben estamos visualizando la formación de consorcios público-privados que definan dos grandes misiones para Asturias dentro de estos dos ámbitos: disminución de las emisiones contaminantes y envejecimiento activo/longevidad. Esta es la primera fase, en la que los grupos utilizarán los datos a su alcance para definir no sólo la misión (por ejemplo disminuir la emisión de CO2 en un 10% en 3 años), sino su gobernanza, la hoja de ruta e incluso un pequeño piloto. Con esto pretendemos no sólo sustentar con datos y con un buen portfolio de proyectos las apuestas del Principado para apoyar grandes consorcios, sino alinearnos con las políticas nacionales y europeas de misiones y otras iniciativas muy importantes para nuestra región y que lidera la Consejería de Industria, como son los Convenios de Transición o las Mesas de Descarbonización. Asturias necesita proyectos con los que poder ir a competir a Europa y desplegar de forma eficaz los fondos. Esta reunión, además de evidenciar el buen trabajo de consenso entre las diferentes instituciones de nuestra región, tanto públicas como privadas, reunió a los actores clave del resto de consejerías: Industria, Hacienda, Derechos Sociales, Cambio Climático… las personas más relevantes estaban allí. Y eso me enorgullece porque el futuro científico de una región no puede ser ideado por una Consejería, es trabajo de todas.

Presidiendo la última reunión antes del lanzamiento del programa Misiones y respondiendo a las dudas de los allí presentes.

Les pongo un ejemplo de lo importante que es tener en Asturias un portfolio de proyectos estratégicos. Esta misma semana Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, ha presentado en Estrasburgo el Mecanismo de Transición Justa (unos 7.500 millones de euros) que se desplegará para ayudar a las regiones más afectadas por la descarbonización. Aunque ahora está de nuestra mano alinearnos con ese mecanismo y otros fondos, el propio Timmermans citó a Asturias como ejemplo de región afectada, así que yo mismo animé a las personas presentes en la reunión de misiones a que pensasen en Asturias como región piloto para sus iniciativas, de tal forma que éstas puedan ser escaladas a territorio nacional. Asturias reúne datos demográficos, industriales y patrimoniales como para poder serlo así que… ¡a por ello! De nuestro lado, ya nos encontramos ultimando las bases reguladoras (trámites mediante…) para esta primera fase, con la previsión de que FICYT sea la responsable de articular la segunda, en la que vamos a luchar por contar con una buena partida presupuestaria.

Ésta es una buena muestra de la colaboración entre consejerías; de izquierda a derecha, Jimena, la DG Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social, un menda, Iván Aitor, el DG Innovación, y Rosana, la DG de Industria.

El jueves celebramos el Consejo Gobierno en el Ayuntamiento de Noreña y, por la tarde, asistí a la sectorial de universidad de la FSA, donde estuve 2 horas y media explicando y reportando sobre nuestra acción de gobierno. En la sectorial tuvimos oportunidad de debatir sobre aspectos clave de nuestra acción de gobierno. Surgieron preguntas muy interesantes y tomé muchas notas, no sólo sobre universidad, sino telecomunicaciones, innovación… casi no quedó tema por sacar. Y ya el viernes, después de una reunión operativa sobre estrategia de innovación, tuve tiempo de participar en la presentación de la 3ª edición del programa “Se busca CEO”, una iniciativa pionera y única en la que se busca poner en contacto a científicos emprendedores con expertos en dirección de empresas, marketing… que busquen nuevos retos y desafíos, como es una idea que surge del laboratorio y que tiene potencial de llegar a mercado. Es un programa no sólo pionero en Asturias, sino “único en su especie” y es una de las vías con las que se potenciará el crecimiento de las empresas innovadoras de base tecnológica en nuestra región.

Interviniendo en la presentación del Programa “Se busca CEO”, junto a Cristina Fanjul (Directora del CEEI) y Eva Pando (Directora del IDEPA).

Una vez acabado el acto de presentación del Programa “Se busca CEO”, nos fuimos a visitar las instalaciones de HIASA. Aprovechamos nuestra visita para recordar nuestra intención de abrir una línea de apoyo a la I+D+i en grandes empresas con un objetivo doble: 1) favorecer la creación de centros de I+D+i en nuestra región y 2) evitar que las grandes empresas compitan con las Pymes, y dándole más facilidad a estas últimas para desarrollar programas de I+D+i. En el aumento de Pymes que realizan actividades de innovación también jugarán un papel clave los centros tecnológicos. De esto hablaremos en futuras entregas de este diario.

Visitando las instalaciones de HIASA junto a su gerente.

Ya de tarde, inauguramos junto a la Presidenta del CSIC el Museo Mundo 3D, ubicado en el Centro de Investigaciones en Nanomateriales y Nanotecnología, en El Entrego. Hace dos años y medio escribía el siguiente párrafo: “Les sugiero que miren el ejemplo del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología, un centro de investigación mixto entre el CSIC, Universidad de Oviedo y Principado de Asturias, puntero en su área, y que está localizado en el ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio, y en el que la colaboración entre su director y el Consistorio han sido claves.  Colaboración, diálogo bidireccional y tender puentes en búsqueda del fomento de la ciencia y la tecnología, son piezas clave sobre las que la AEAC trabajará para conseguir reinstaurar una política científica como la que España se merece, y que otrora tuvo, como en la denominada Edad de Plata de la Ciencia o, más recientemente, en la década de los 80”. Ahora inauguran este museo de hologramas único, en el que cualquier persona puede asomarse a la cueva de Tito Bustillo y observar la Cruz de la Victoria desde todos los puntos de vista. Enhorabuena al CINN y al Concejo de San Martín del Rey Aurelio, tanto al actual equipo consistorial como al anterior (cuyo alcalde por cierto es el actual Consejero de Industria) por esta apuesta por la I+D+i y su difusión en un concejo tan castigado por la reconversión minera.

El DG Patrimonio, la Presidenta del CSIC, el Director del CINN, y el DG de Empleo y Formación durante las explicaciones que Julio, director del Museo Mundo 3D, impartía a las personas allí presentes.

Y nada más… y nada menos.

¡Hasta el próximo domingo!

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email