Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 44.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Buenas noches,

Seguimos avanzando hacia la última de las fases antes de llegar, no a la nueva normalidad, sino a la que espero que sea el inicio de una mejor normalidad. Se lo he escuchado a María Neira y me gusta mucho más este concepto por todas las oportunidades que va a ofrecernos esta nueva etapa y que tenemos que intentar aprovechar si queremos reactivar nuestra economía. Ahora bien, es el momento de NO relajarse, no vaya a ser que el paso a la siguiente fase se parezca más a la peli de Spielberg “encuentros en la tercera fase” que a la antesala de esa mejor normalidad. Siguen actualizándose protocolos y qué cosas, después todo lo que se habló de la hidroxicloroquina, la OMS suspende temporamente los ensayos después de aparecer datos que sugieren que no solo no protege frente a la infección por coronavirus… sino que parece aumentar la mortalidad.

Esta semana hemos conocido diferentes casos de rebrotes, el último el nuestro propio en la Residencia de El Carmen, con 19 positivos por coronavirus, otro en una fiesta de cumpleaños en Lleida con 20 asistentes (de hecho Lleida ha multiplicado por 4 su incidencia acumulada en 7 días pasando de 12,1 casos por 100.000 habitantes  el 11 de mayo a 42,7 casos por 100.000 habitantesel 22 de mayo), otro en un edificio de Tenerife donde nueve familiares se reunían a menudo “relajando” las medidas del confinamiento, sendas fiestas de amigos que están detrás de los nuevos positivos en Ceuta, las nuevas restricciones sociales frente a un nuevo brote de 79 contagios en Seúl, y que está detrás del cierre de cientos de escuelas.

La solución está en nuestras manos y es muy sencilla, y puede recordarse fácilmente como la regla de las 3 M:

-Mantén la distancia de seguridad de 2 Metros.
-Manos: Lávatelas frecuentemente con agua y jabón.
-Mascarilla: úsala para protegerte y proteger a los demás.

Hay que mentalizarse de esto y sobre todo mentalizar a los más jóvenes, nuestras decisiones también afectan a los demás, y en este caso pueden hacernos reescalar  e incluso retroceder de fase. En el otro lado de la balanza mirémonos en el espejo de Italia, que reabre completamente el país a partir del día 3 de junio. Recuerden que tienen toda la información disponible sobre las diferentes fases de la desescalada en el portal Asturias lo estás haciendo bien.

Esta semana, ayer sin ir más lejos, ha habido cierto revuelo con una aparente aplicación que Google estaba instalando, sin permiso, la aplicación desarrollada con Apple en teléfonos Android para el rastreo de contactos, y cuyos bulos derivados han recorrido las RRSS como la pólvora. Esta es la información que he podido recabar: lo que se ha instalado no es una app, es la api sobre la que luego se pueden desarrollar apps, algo así como el servicio que va a activarse cuando sí se desarrolle  y se instale una aplicación, y hasta este punto es un procedimiento totalmente normal. Según Google, en caso de ponerse en marcha una aplicación de rastreo de contactos estos datos se controlarían por la Administración como está haciendo Suiza, pero ¿Google de verdad que no tiene ningún interés? Yo hasta la llegada de una explicación, albergo serias dudas de dónde van los datos una vez activado el servicio y, desde luego, debiera haberse instalado de otra forma. Sin ir más lejos, la OMS ya tiene un sistema de gestión y digitalización gratuito para el rastreo de contactos denominado Go.Data (ya saben, para no apuntar las cosas en documentos u hojas de cálculo…) que en País Vasco ya se está utilizando y que podría ser la base donde almacenar datos de rastreo en el sistema público, al igual que se hace con los datos fiscales por ejemplo, con tecnologías que no tiene por qué ser la de Google.

Ejemplo de rastreo de contactos de infectados con el programa Go.Data de la OMS, usando datos ficticios. (Foto: GOARN/OMS/The Conversation)

No voy a ser yo quién cuestione la utilidad de la tecnología en el rastreo de contactos, pero no de cualquier forma  ni a cualquier precio. Y fíjense que todo esto surge por un problema de mala comunicación. Si de verdad los datos de estas apps van a ser controlados por las administraciones, esto debiera haberse explicado a la ciudadanía. Resumiendo, el problema es que Google debería haber avisado y aunque se trate de un servicio y no de una app, esta praxis causa y genera ruido en la población. Google debería de haber explicado esto muy muy bien y de hecho, el Congreso de los EEUU ya ha movido ficha para evitar la diseminación de datos de rastreo de contactos en lugares de trabajo públicos y privados. 

De todas formas, necesitamos rastrear tecnológicamente para identificar casos a tiempo y aislarlos. Fíjense lo que ha pasado en Singapur. Un análisis del brote de la enfermedad descubrió que el 81% de contagiados no había contagiado a su vez a nadie. Sin embargo, hubo  5 individuos que contagiaron a 10 o más de sus contactos. Un estudio de la Universidad de Hong Kong ha calculado que alrededor del 70% de los nuevos casos se deben a fenómenos de supercontagio, donde además las personas habían tardado cuatro días o más en ser aisladas. Vean por tanto lo importante que es identificar estos casos y aislarlos a tiempo, eso no creo que nadie lo ponga en duda. Como me contestó hoy por la mañana mi oráculo legislativo particular…

Borja-> ¿Dónde van los datos una vez activado el servicio de Google?

Oráculo-> Ni idea, pero ten en cuenta que Google (y Apple) ya manejan los datos de todo el mundo ” autorizados ” por los propios usuarios. 

Como les digo, tecnología sí, pero no a cualquier precio.

Esta semana ha sido muy prolífica en reuniones. El lunes participé en la conferencia de IMFAHE, la fundación internacional de mentoring encabezada por la asturiana Zafira Castaño. Ahí expuse en 5 minutos el viraje que estamos haciendo en Asturias hacia la Ciencia y la Innovación de la mano de la educación superior, y alguno de los proyectos que han surgido estos meses. Todo esto ante un total de 708 usuarios de 16 países y 3 continentes.

El miércoles participé, junto al Consejero de Industria, en la presentación del Asturias Digital Innovation HUB, más concretamente el nodo de fabricación aditiva, presentado por la Directora del IDEPA y donde escuchamos las propuestas de numerosas empresas y centros tecnológicos. Se puso de relieve la importancia de las capacidades endógenas de una región para superar una crisis donde se rompieron cadenas de valor y de producción, y donde la movilidad se ha visto comprometida. A futuros… nos enfrentamos al incremento de tendencias de guerra comercial, al retroceso del multilateralismo y la globalización y el incremento de la regionalización. Y nuestra solución a esto será apostar por la innovación. En la ciencia en sentido amplio, ese concepto del que me gusta hablar mucho, tenemos las soluciones a nuestro futuro, y en herramientas como los hubs tenemos vías para que los gobiernos seamos más eficaces a la hora de focalizar, racionalizar y priorizar nuestras inversiones. Vamos hacia el futuro incierto que vamos y voy a repetir estos tres verbos, necesitamos focalizar, racionalizar y priorizar para crear rápidamente oportunidades donde atraer y retener talento, donde este talento pueda crear cosas nuevas, y para poder avanzar hacia la Asturias del futuro de la mano de la ciencia y de la tecnología. Miren por cierto este monitor de fabricación de productos por impresión 3D, donde España está situada en tercer lugar sólo por detrás de los EEUU y la India, como muestra la siguiente captura. Por cierto que España esté en ese ranking es también mérito de las asociaciones de makers:

El miércoles de tarde asistí a la Conferencia General de Política Universitaria, donde se pactó el nuevo modelo de precios públicos universitarios y donde se vio reconocida la solicitud que había hecho una semana antes: que aquellas Comunidades Autónomas que ya habíamos hecho un esfuerzo presupuestario para contener y rebajar los precios públicos, no nos viéramos penalizadas si existe posibilidad de acceder a fondos. Se va a contemplar así que las CCAA que más han apostado por la bajada de tasas no se vean penalizadas en potenciales repartos. En este sentido, el Ministro de Universidades se comprometió a intentar incrementar la financiación de la Universidades a través del marco del fondo de recuperación y reconstrucción que se está planteando desde el Gobierno del Estado. Veremos si lo consigue.

A futuros, el Ministerio de Universidades va a plantear la creación de dos paquetes de inversión. El primero inmediato para la adaptación de las Universidades a las condiciones especiales en las que tendrá que transcurrir el curso próximo, condiciones que aún no se conocen porque son las propias Universidades quienes tienen que decidirlo. El Ministerio de Universidad se compromete a obtener estos fondos y de transmitir información antes de final del verano. El segundo paquete inversor sería un compromiso de facilitar y proponer una inversión estratégica para reforzar el sistema universitario público en el conjunto del estado a partir de los nuevos presupuestos generales del estado que empezarán a debatirse en el otoño. Para ello, se coordinará con los paquetes de ayuda extraordinarios que van a disponer la Comisión Europea, y donde la renovación pedagógica y tecnológica de la universidad  es una prioridad estratégica.

Bueno… muchos fondos potenciales pero obviamente el esfuerzo presupuestario ya está hecho en el Principado. Como decía, espero que este esfuerzo que estamos haciendo como región tenga su justa compensación si al final llegan estos fondos que ha anunciado el ministro.

Por último el viernes acudí a la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidad donde respondí a las preguntas de los grupos parlamentarios. Aquí tienen toda la sesión grabada: https://youtu.be/TATSq7eCXi0

Quiero reiterar nuevamente  la importancia de los datos,  de compartirlos pero de asegurarse  que nadie pueda hacer un uso fraudulento ni saltarse la privacidad. Ojalá esa tecnología que de la importancia tan necesaria al rastreo de contactos y que sea utilizado por un número alto de personas, que confíen en las administraciones para depositar dichos datos (igual que hacen con los datos fiscales) y que además sea utilizado por un alto número de personas. Esto nos ayudará a identificar futuros rebrotes y a hacer frente a futuras pandemias.

Y para acabar, la actualización semanal de los datos globales de la pandemia y su comparación con otras pandemias:

EnfermedadVirusCasosFallecimientosPeríodo
SARSSARS-CoV8.0987742002-2004
MERSMERS-CoV2.3458172012-2019
COVID-19SARS-CoV-26.083.633369.5932019-
Pandemia de 1918Influenzavirus A H1N1*500.000.00050.000.0001918-1920
*El virus de la gripe A pertenece a la familia Orthomyxoviridae, mientras que el resto pertenecen a la familia Coronaviridae

Fuentes (31/05/2020; 21:00)

https://www.cdc.gov/sars/about/fs-SARS-sp.pdf
http://www9.who.int/csr/don/26-february-2019-mers-saudi-arabia/es/
Johns Hopkins University: https://bit.ly/3b8hp29
https://www.cdc.gov/flu/pandemic-resources/1918-pandemic-h1n1.html

¡Hasta la semana que viene!

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email