Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 55.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Buenas noches,

Empiezo explicando la foto que destaca esta entrada del diario: No vacuna, no 5G, no mascarilla y tal y como alguien me comentaba antes, a esa pancarta sólo le falta “No cerebro”. Resulta que sí, en plena pandemia esto ha ocurrido hoy en Madrid. Unas 3000 personas han protestado contra las medidas anticovid, una protesta donde por supuesto las mascarillas y la distancia interpersonal brillaron por su ausencia. De la solución hidroalcohólica ni opino; tal vez no la usen adecuadamente.

La pandemia vuelve a empeorar a nivel global, también en Europa, así que sigan cumpliendo con la regla de las 3Ms, y recuerden que, en ausencia de vacunas y tratamientos, la única posibilidad que tenemos de frenar la expansión del virus es respetar las normas de salud pública y ser responsables: mascarilla, distancia interpersonal de metro y medio e higiene de manos. Mientras tanto, “alguien” me ha hecho llegar una versión del “Ponte la masca, mascarilla”. Si lo de la regla de las 3Ms no funciona, a ver si a algunas personas se les queda de esta forma.

A pesar de ser agosto, y de que la mayoría de la gente esté de vacaciones, hay mucho movimiento en Consejería. Esta semana recibí a Belén Yuste, artífice de iniciativas como la campaña #yoteaplaudo, la exposición Ramón y Cajal, Ciencia y Arte, quien está actualmente organizando dos exposiciones más: Mujeres Nobel y Ciencia con nombre de mujer que, coronavirus mediante, podremos disfrutar durante 2021. También estuve visitando el Concejo de Aller, el tercero más grande de Asturias en extensión y que tras la ejecución del PEBA 2019 dejará menos del 1% de su población en zona blanca que, en el año 2021 ya no será aquella zona con una velocidad de conexión a internet menor de 30 megas/segundo, sino de 100 megas/segundo. El Concejo de Aller es también el lugar donde se encuentra la Vía Carisa, la vía de entrada por la que los romanos, hace algo más de 2000 años, entraron por Asturias desde el sur provenientes del asentamiento donde estaba la Legio VI Victrix (en la actual León). Es impresionante descubrir cómo las legiones romanas se fortificaron a 1700 metros de altura, en los campamenos de Chagüezos (L.lagüezos) y Curriechos (Curriel.los), y es una buena muestra del gran patrimonio cultural que tenemos en Asturias. 

Voy a articular el resto del diario sobre la videoconferencia con Pablo Rodríguez, quien conoce bien el mundo de la innovación asociado a las telecomunicaciones y a la economía digital gracias a su experiencia en Telefónica y Google, y que actualmente es miembro del Consejo Asesor de Inteligencia Artificial del Ministerio de Asuntos Económicos y transformación digital. Pablo es también el responsable del lanzamiento de la aplicación Radar Covid. 

Parémonos un poco en esta aplicación, Radar COVID, una iniciativa de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España con la que se intenta ayudar a evitar la propagación del coronavirus avisando, de manera anónima, del posible contacto que has podido tener en los últimos 14 días con una persona que haya resultado infectada utilizando la tecnología Bluetooth de bajo consumo. Desde la Secretaría se asegura que Radar COVID garantiza la seguridad y privacidad y es 100% anónimo, y puede descargarse, dependiendo del sistema operativo, desde las siguientes direcciones.

IOS: https://t.co/BcUH72edp6

Android: https://t.co/nXYbmRS6uz

Nosotros, como ya comenté el pasado miércoles, llevamos meses apoyando una iniciativa algo diferente.  Como comentaba en el anterior diario, este es el prototipo de “rastreo de contactos“ por definirlo de algún modo que ha sido diseñado por Red Táctica, ADN Mobile Solutions y que cuenta tanto con el apoyo tanto del Clúster TIC como el de nuestra consejería. De hecho llevamos ya desde abril -si no recuerdo mal- con ello. El dispositivo en cuestión se llama “Cercadti”.

¿Por qué es diferente? En primer lugar es un sistema independiente del móvil, en segundo lugar sólo se está probando -de momento- en eventos donde hay que elaborar un registro. Una vez dentro, el dispositivo capta el tiempo que has estado cerca de otras personas (con unos parámetros definidos de cercanía). Así, en caso de surgir un positivo, se juntarían la base de datos del registro en sí con esta otra base de datos de “cercanía” por así decirlo, generándose automáticamente una lista con toda la gente que estuvo cerca de ese positivo para ponerla a disposición de salud pública y del equipo de vigilancia de contactos estrechos. Si no, los datos se destruyen pasado el período correspondiente.

Se realizarán 4 pilotos con el propósito de evaluar su eficacia y también su aceptación social, así como identificar posibles problemas éticos o de privacidad de datos. Los resultados de la evaluación se presentarán en cuanto se analicen todos los datos y ahí se verá si ha sido efectivo o no. Por tanto, dos ideas para llevarse a casa:

1: es un sistema diferente y complementario a la app del ministerio Radar Covid.

2: toda esta tecnología es complementaria para el trabajo del equipo de vigilancia de contactos estrechos de Salud Pública. Sólo atacando desde muchos frentes diferentes y complementarios (sanitario, tecnológico, pedagógico, social…) conseguiremos frenar el coronavirus.

La reunión con Pablo fue de lo más interesante, y me permite desarrollar alguna idea. Ambos coincidimos en que debemos de darle un empujón a la transferencia de conocimiento, que es por así decirlo una especie de asignatura pendiente en este país. Vamos mejorando, pero queda recorrido por hacer. Hablamos de la inteligencia artificial (IA) y de los diferentes modelos que se aplican en los 3 grandes ámbitos geográficos: en China dirigida principalmente a efectuar un mayor control, en EEUU dirigida a las corporaciones y en Europa que está dirigida a las personas.

Tanto la IA como el big data u otras tecnologías, así como combinaciones de las mismas, deben ser oportunidades para generar empleo y riqueza en el ámbito del gran reto que tiene Asturias, que es identificar esas estrategias verticales donde tenemos cadenas de valor completas, o casi completas, sobre las que se pueden alinear incentivos que fomenten la colaboración público privada. Juntos llegamos más lejos.

En el desarrollo de esa estrategia, y en la identificación no sólo de esos verticales sino del “funnel” de la innovación por así decirlo, tenemos los 4 ejes a desarrollar en Asturias que, en consonancia con la Estrategia España Digital 2025 son:

(1) el despliegue de redes y servicios para la conectividad digital
(2) la digitalización de la economía en general y de las pymes en particular
(3) la mejora de la Administración electrónica
(4) la formación en competencias digitales. 

Esto es especialmente relevante en Asturias que, de acuerdo al índice de rugosidad del terreno, es la provincia más montañosa e irregular de España y que, de acuerdo a la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (SADEI), es también “una de las regiones más montañosas de Europa, con el 35 % del terreno con desniveles superiores al 50 % y el 65 % con desniveles mayores del 30 %”. Por tanto, todo el cuidado y planificación para que los incentivos y las políticas que se desplieguen en este ámbito estén bien alineados con estas estrategias. Por cierto, fíjense en el anterior documento, la cantidad de superficie de nuestra región que se encuentra protegida. Tanto el reto de la transformación digital, como el de la ecológica, tienen en Asturias su región piloto para el resto del mundo. Aquí está el quid, en explorar las intersecciones de ambas transformaciones para impulsar un crecimiento más sostenible e inclusivo, y generar valor a partir de las diferentes oportunidades que ofrece la economía digital.

Centrándonos de nuevo en Asturias, ¿dónde alinear la Estrategia DIgital? Muy sencillo, apalancándose en los 10 ejes donde la estrategia España Digital 2025 define las diferentes medidas, reformas e inversiones, y que a su vez están alineados con la política digital de la Comisión Europea:

1. Garantizar una conectividad digital adecuada para el 100% de la población, promoviendo la desaparición de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas (meta 2025: 100% de la población con cobertura 100 Mbps). 

2. Continuar liderando en Europa el despliegue de la tecnología 5G, incentivando su contribución al aumento de la productividad económica, al progreso social y a la vertebración territorial (meta 2025: 100% del espectro radioeléctrico preparado para 5G). 

3. Reforzar las competencias digitales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía (meta 2025: 80% de personas con competencias digitales básicas, de las que el 50% serán mujeres). 

4. Reforzar la capacidad española en ciberseguridad, consolidando su posición como uno de los polos europeos de capacidad empresarial (meta 2025: 20.000 nuevos especialistas en ciberseguridad, IA y Datos). 

5. Impulsar la digitalización de las Administraciones Públicas (meta 2025: 50% de los servicios públicos disponibles en app móvil). 

6. Acelerar la digitalización de las empresas, con especial atención a las microPYMEs y las start-ups (meta 2025: 25% de contribución del comercio electrónico al volumen de negocio PYME). 

7. Acelerar la digitalización del modelo productivo mediante proyectos tractores de transformación sectorial que generen efectos estructurales (meta 2025: 10% reducción de emisiones CO2 por efecto de la digitalización). 

8. Mejorar el atractivo de España como plataforma europea de negocio, trabajo, e inversión en el ámbito audiovisual (meta 2025: 30% de aumento de la producción audiovisual en España). 

9. Favorecer el tránsito hacia una economía del dato, garantizando la seguridad y privacidad y aprovechando las oportunidades que ofrece la Inteligencia Artificial (meta 2025: 25% de empresas que usan IA y Big Data). 

10. Garantizar los derechos de la ciudadanía en el nuevo entorno digital (meta 2025: una carta nacional sobre derechos digitales). 

Claro, según escribo este me acuerdo denla siguiente noticia: https://amp-europapress-es.cdn.ampproject.org/c/s/amp.europapress.es/euskadi/noticia-consorcio-formado-13-empresas-instituciones-vascas-pondra-prueba-tecnologia-5g-euskadi-20200804124527.html donde dice que: “El proyecto, aprobado en el seno del consejo de administración de Red.es, entidad del Ministerio de Economía y Empresa, tendrá una duración de 30 meses, supone una inversión de 7,1 millones de euros, para los que Red.es concede una subvención de 2,2 millones y está cofinanciado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a cargo del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE).” Recuerdo que a los pocos meses de empezar como consejero, el año pasado, descubrí que Asturias se había quedado fuera de estos pilotos de Red.es. 

Asturias, por motivos que ahora no vienen a colación, se quedó fuera de dichas ayudas. Pero no por ello nos quedamos de brazos cruzados. Recordarán que en la negociación presupuestaria habíamos colocado una cantidad más modesta -que al final se ha quedado en una cantidad mucho más modesta aún- que definimos como Pilotos 5G. Esperamos darle muchísimo más recorrido con una idea que, tras meses de diseño, verá la luz esperamos que en septiembre. Hubiese sido mejor haber tenido algún piloto de Red.es, pero qué quieren, no me es posible viajar al pasado.

Seguimos con la reunión con Pablo. Ambos compartimos la adecuación de dirigir los grandes retos científicos en forma de misiones, con impacto social y sobre todo con la implicación de tecnología que genere oportunidades de negocio definir un sistema de gobernanza donde esté representado todo el mundo y definir pilares o ejes fundamentales, sectores prioritarios en los diferentes sectores económicos y ahí alinear nuestros incentivos. En ello estamos, al menos en lo que depende de ciencia e innovación.

Hablamos también de lo importante que es generar espacios de confianza, de la creación de la nueva agencia de ciencia e innovación asturiana, y de cómo otras agencias impulsaron la creación de valor en otros países del mundo, como por ejemplo fue el caso de la agencia DARPA y de cómo podría trasladarse alguna de sus características. Obviaremos que DARPA tiene un presupuesto anual de unos 2700 millones de euros, pero casi que lo de menos es el dinero, lo importante es acertar con los proyectos 🙂

Hablando de acertar con los proyectos y aprovechando la visita al Concejo de Aller, he realizado el anuncio de la creación de una mesa de trabajo: para generar ideas sobre el aprovechamiento de las galerías subterráneas que recorren el subsuelo asturiano, ya que son un elemento diferencial que hay que aprovechar y para el que ya existen proyectos, desde los propuestos por el SOMA, hasta alguno de mi consejería que verá la luz en las próximas semanas. 

Y ya para acabar la tabla de datos generales de la pandemia, datos que les importan un bledo a los manifestantes de hoy de Madrid:

EnfermedadVirusCasosFallecimientosPeríodo
SARS (1)SARS-CoV8.0987742002-2004
MERS (2)MERS-CoV2.3458172012-2019
COVID-19 (3)SARS-CoV-221.538.933772.4982019-
Pandemia de 1918 (4)Influenzavirus A H1N1*500.000.00050.000.0001918-1920

Fuentes (16/08/2020; 22:30)

  1. https://www.cdc.gov/sars/about/fs-SARS-sp.pdf 
  2. http://www9.who.int/csr/don/26-february-2019-mers-saudi-arabia/es/
  3. Johns Hopkins University: https://bit.ly/3b8hp29 
  4. https://www.cdc.gov/flu/pandemic-resources/1918-pandemic-h1n1.html 

¡Hasta la semana que viene!

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email