Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 63.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Muy buenas. 

Vamos a hacer una síntesis de lo más destacado de esta semana, comenzando por el anuncio de las Líneas para el plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, esas líneas fuerza en las que España va a invertir aproximadamente 140.000 millones de € que, entre subvenciones y préstamos, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que pretenden ser aprovechados no sólo para la reconstrucción sino también para la modernización de España. Un dato importante es que ninguno de estos fondos de reconstrucción va a ser territorializado en CCAA, todos van a ser gestionados desde el Gobierno de España. Las inversiones se irán pintando año a año en los presupuestos nacionales, por eso es importante tanto preparar buenas estrategias regionales y proyectos grandes, tractores, transformadores e innovadores, donde prime la colaboración público/privada y la generación de empleos sostenibles, como combinar esa planificación anual, con escenarios de inversión plurianuales. Y abro la lista de deseos para Asturias: i) si corregimos y balanceamos la progresiva terciarización de nuestra economía en favor de sectores que generan mucho más valor añadido, ii) si aprovechamos para transformar nuestro modelo productivo, iii) si incorporamos talento y comenzamos a invertir el “reloj de arena” de formación de nuestra sociedad y iv) si logramos sentar la base para un crecimiento económico sostenible, digital y justo, mejor que mejor. Por eso es de vital importancia que el Gobierno de Asturias consensúe con la sociedad hacia dónde va su futuro. 

Uno de los retos para Asturias es atraer talento, para lo cual necesitamos lugares donde atraerlo y programas e incentivos para lograrlo. Este fue uno de los debates de la Comisión para el Estudio de la COVID19, donde comparecí el lunes. Realmente esto ya lo habíamos iniciado hace un año, con el diseño de la convocatoria de creación de centros de I+D en multinacionales y con el programa de atracción de talento Margarita Salas. Estas cosas no salen de un día para otro, necesitan meses e incluso algún año de preparación y puesta a punto por la cantidad de controles y procedimientos que hay que pasar desde que tienes una idea hasta que la plasmas en un programa.

Una de las grandes fortalezas de Asturias es el despliegue de fibra óptica que tenemos, y que seguimos expandiendo. Uno de los grandes anuncios -de la cantidad de información que anunció el Presidente de España- es que el 33% de los fondos de reconstrucción irá para proyectos de digitalización.

En este sentido, hemos anunciado esta semana nuestros planes de conectividad y telecomunicaciones  que se desarrollarán en Asturias a lo largo del próximo año. Resulta curioso que mientras ciertos grupos en la junta del Principado siguen cuestionando en base a experiencias personales (que habría que mirar y estudiar de cerca porque seguro que nos llevaríamos alguna sorpresa) la generalidad de la situación en Asturias, nosotros hemos conseguido una inversión de 12,5 millones para llevar la fibra óptica hasta más de 42.800 hogares y empresas. Eso supone que el 97% de  la población asturiana contará con banda ancha a través de fibra a finales de 2021. Y todavía está por explorar la otra forma de llevar la banda ancha, que es tanto la actual tecnología 4G-LTE como la 5G.

Esta inversión es posible gracias a los nueve millones de ayudas que el Principado recibirá dentro del Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA) de nueva generación, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital cuya resolución provisional ha sido comunicada la semana pasada. Asturias es la comunidad uniprovincial que recibe mayor subvención y una de las que tendrá más inversión y también mayor número de actuaciones en unidades inmobiliarias, es decir, en hogares y empresas. Todo ello es posible gracias a las gestiones y coordinación entre las direcciones generales de Innovación, Investigación y Transformación Digital, y de Asuntos Europeos durante meses. Repito, este tipo de actuaciones no se consiguen en 2 semanas, son negociaciones de muchos meses. Y mientras en el Principado seguimos conectando hogares a pesar de las dificultades orográficas, otros en la Junta siguen argumentando sus intervenciones en base a “sensaciones” y experiencias personales -e intransferibles- que elevan a la categoría de general. Toda una falacia lógica de primero de manipulación, pero bueno, de momento mi estrategia sigue siendo tener la mano abierta a la colaboración y seguir avanzando. Aquí les dejo un gráfico explicativo de los últimos PEBA, tanto las unidades inmobiliarias que vamos a dotar con fibra óptica (UUII), como la inversión necesaria. Fíjense cómo a partir de 2019, que es cuando entramos nosotros en el Gobierno, aumentan ambos parámetros:

Me gustaría incidir en lo que supone que podamos aumentar la conexión tanto de telefonía fija como de internet en nuestro territorio. El objetivo que se marca la Estrategia España digital 2025 es que el cien por cien de la población disponga de con una velocidad de al menos 100 Mb/segundo,  y  nosotros queremos caminar en esa línea. Trabajamos para conseguir una Asturias hiperconectada y para combatir la brecha digital especialmente en la zona rural, y lo hacemos a la máxima velocidad que podemos porque sabemos que una de las grandes transformaciones hacia la que caminamos es la digitalización y necesitamos contar con las mejores conexiones posibles. Con esto Asturias se consolidará -aunque ya lo es- como una comunidad atractiva para el teletrabajo, capaz de captar y asentar inversiones empresariales. Las telecomunicaciones son un factor fundamental para asentar población, especialmente en la zona rural y de hecho, y para poder detectar proyectos transformadores que vengan de la mano de la digitalización y de las telecomunicaciones, vamos a trabajar en una Estrategia de Transformación Digital, que pondremos en marcha en las próximas semanas y que tendrá su foco en la extensión de la banda ancha de la mano de la tecnología 5G, en la formación en teletrabajo o en la digitalización de administración y pymes.

En el anuncio de las grandes líneas maestras para optar a los fondos de recuperación hecho por el Presidente del Gobierno de España, se identifican 4 grandes pilares. El primero el de la transición ecológica, que persigue transformar el modelo productivo hacia una economía hipocarbónica y verde, donde se genere energía limpia y con grandes proyectos transversales como la movilidad eléctrica y la eficacia energética de las viviendas. El segundo es de la dimensión digital, en la línea que hablamos antes. El tercero es la cohesión social y territorial, que entronca directamente con el reto demográfico, el mundo rural, el reforzamiento del estado del bienestar , el empleo de la mano de la FP, la emancipación de los y las jóvenes etc. Y por último la igualdad, con el foco en el fin de la brecha de género, en la creación de la educación infantil de 0 a 3 y en la lucha contra el abandono escolar. De estos pilares surgen diez ejes o políticas tractoras, hacia cada una de las cuales se dirigirán un % de los fondos que indico entre paréntesis:

  1. Agenda urbana y rural con especial énfasis en la lucha contra despoblación y el apoyo al sector agrolimentario (16% fondos). 
  2. Crear Infraestructuras y ecosistemas resilientes (12% fondos)
  3. Transición energética justa e inclusiva aprovechando nuestro potencial de ser líderes en energía verde (9%)
  4. Modernización y digitalización de administraciones públicas (5%)
  5. Modernización y digitalización tejido productivo (17%)
  6. Pacto por la ciencia, innovación, tecnología y refuerzo sistema nacional de salud, con especial énfasis en facilitar la inversión pública y privada en I+D+i (17%)
  7. Educación y conocimiento: FP, formación contínua, fomentar las capacidades digitales, crear un modelo educativo inclusivo etc. (18%). 
  8. Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo (6%).
  9. Modernización del sistema fiscal que favorezca un crecimiento sostenible e inclusivo y recaudar todo lo que se nos queda en el camino para mejorar la eficacia del gasto público.

Con el fin de garantizar la correcta ejecución y justificación de los fondos, el gobierno de España creará una serie de estructuras de seguimiento y coordinación y activará un sistema de co-gobernanza de los fondos que está aún por decidir, en el que primará la interlocución con el sector científico y productivo a través de foros sectoriales. Y por último, y lo más importante, se anuncia una reforma normativa para ser capaces de ejecutar estos fondos, porque con las leyes de control de gasto que arrastramos del gobierno del PP es imposible ejecutar este volumen de ayudas. Alguno de los cuellos de botella, que incluso llegaron a paralizar la ciencia algunos meses, son la ley de contratos, la de subvenciones o la ley de régimen jurídico del sector público

Ahora nos toca adaptarnos a nosotros como CCAA, comparar nuestras estrategias con estas políticas tractoras nacionales y ver en cuáles somos competitivos como región. Documentos como la Hoja de Ruta del Hidrógeno, recién salidos del horno, dan pistas muy buenas acerca de cuáles van a ser las principales apuestas público/privadas de Asturias, las cuales no les quepa duda que vendrán de la mano de la ciencia y de la innovación.

Y me despido por esta semana con un breve comentario al Nóbel de Química que, como sabrán, ha recaído en las científicas Jennifer Doudna y en la francesa Emmanuelle Charpentier por concebir la técnica del corta y pega genético (el CRISPR), todo un cambio de paradigma en ingeniería genética. Me invade una mezcla de alegría y decepción por no ver al artífice del descubrimiento científico, a Francis Mojica, y es que no sólo lo descubrió, sino que lo describió y le dio nombre. la tónica en biología molecular es que las diferentes técnicas no se crean de cero, sino que se adaptan utilizando sistemas que ya existen, en este caso el CRISPR. Considero que tanto la técnica como el descubrimiento son igual de disruptivos, sabiendo además que la causa más probable de que el descubrimiento del Dr. Mojica no fuese tenido en cuenta fue que ni las autoras del desarrollo de la técnica, ni jurados de premios internacionales, conocían el trabajo de Mojica. Su descubrimiento fue reconocido por primera vez por Eric Lander, asesor científico de Obama, en una publicación de Cell  titulada “Los héroes del CRISPR” y ahí comenzó su reconocimiento internacional. Pero ya era tarde, en ciencia como en otros ámbitos de la vida el ganador, aunque sea por omisión, se lo lleva todo. Una situación que, por cierto, F. Mojica ha aceptado con la mayor humildad, lo que denota su talla no sólo como científico, sino como persona.

Me despido con la habitual tabla de seguimiento de la pandemia de la COVID19. La semana que viene más y mejor.

EnfermedadVirusCasosFallecimientosPeríodo
SARS (1)SARS-CoV8.0987742002-2004
MERS (2)MERS-CoV2.3458172012-2019
COVID-19 (3)SARS-CoV-237.278.4811.073.9552019-
Pandemia de 1918 (4)Influenzavirus A H1N1*500.000.00050.000.0001918-1920

Fuentes (11/10/2020; 17:40)

  1. https://www.cdc.gov/sars/about/fs-SARS-sp.pdf 
  2. http://www9.who.int/csr/don/26-february-2019-mers-saudi-arabia/es/
  3. Johns Hopkins University: https://bit.ly/3b8hp29 
  4. https://www.cdc.gov/flu/pandemic-resources/1918-pandemic-h1n1.html 

Hasta la semana que viene

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email