Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 71.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Buenas noches,

Esta semana ha estado cargada de buenas noticias porque van saliendo los resultados de las convocatorias. Cuando se interrumpió el procedimiento administrativo en marzo, durante casi tres meses, pensé que iba a ser imposible llegar a ejecutar el presupuesto pero… aquí estamos, con una ejecución presupuestaria alta a pesar de la pandemia de la COVID19 y en una semana donde hemos anunciado la creación de seis nuevos centros de investigación e innovación de grandes empresas que se suman a los de Arcelor Mittal (realmente tiene 2) y Thyssen Krupp. Las nuevas empresas que han creado centros de I+D en nuestra región son PMG, Windar Renovables, Gonvarri, Idesa, Satec y Linter. Los 4,9 millones de financiación que aporta el Gobierno de Asturias para los proyectos de estos centros de I+D movilizan otros 7,7 de la iniciativa privada, para una inversión total de 12,6 millones en dos años. Estos centros, además de ser agentes tractores del sistema científico tecnológico, son lugares importantes para la atracción y retención de talento científico/tecnológico. 

Hoy es, por cierto, el 42 aniversario de la Constitución Española, así que toca reivindicar el derecho constitucional a producir ciencia y a que los poderes públicos promuevan la I+D+i en pro del interés general. Ya lo compartí por la mañana, pero adjunto un artículo que escribí hace un par de años, con motivo del 40 aniversario de la Carta Magna  https://aeac.science/la-ciencia-como-derecho-constitucional 

Era por tanto un día propicio para presentar los presupuestos de ciencia para 2021, proyecto que ha entrado esta semana en la Junta General del Principado de Asturias junto al resto de presupuestos del gobierno. Es este un presupuesto pensado para superar los efectos sociales y económicos de la pandemia. Para reforzar los pilares del Estado de bienestar y para avanzar hacia la recuperación económica. Podéis ver la rueda de prensa aquí:

https://www.facebook.com/gobiernodeasturias/videos/397703998217874

Pero si queréis os lo resumo. Veréis, la formación, contratación y estabilización de personal investigador será uno de los ejes de actuación de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad para 2021, un año en el que nos hemos propuesto impulsar la carrera científica en Asturias.  El proyecto de presupuestos del próximo año recoge distintas partidas que suman más de 13 millones de euros para convocatorias destinadas a atracción y retención de talento, ayudas a grupos de investigación o incorporación de investigadores a la empresa.

En cifras globales, el presupuesto de la consejería, sube un 7,6% respecto al año anterior, con 199,5 millones de euros. El servicio de Universidad concentra el mayor volumen presupuestario, con 155,6 millones de euros, mientras que la investigación, Desarrollo tecnológico e Innovación (I+D+i) contará con 32,4 millones de euros, un 22,3% (casi 5 millones de euros más) más que el pasado ejercicio (donde ya habíamos subido 2). La idea es seguir paulatinamente con este incremento.

Las cuentas del próximo año tratan de poner en valor la importancia de la investigación, especialmente de los recursos humanos, para paliar los efectos de la COVID19 y de la Universidad como motor de transformación de Asturias. Y allegamos muchos más fondos para la Universidad de Oviedo, en concreto:

o   145 millones de euros de transferencias corrientes y  8,3 de transferencia de capital. En total, la institución académica recibe un 4,31% más que el pasado año, que se traduce en 6 millones de euros de incremento.

o   2,5 millones de euros en concepto de financiación por resultados

o    1,6 millones de euros para el plan de inversiones.

Pero no sólo es cuestión de fondos, uno de los objetivos de la Consejería es negociar con la Universidad un plan estratégico, toda vez que concluya el proceso de elección de Rector, y que abordará la renovación del mapa de titulaciones, la transferencia de conocimiento y la captación de fondos europeos.

La apuesta por nuestra universidad se traduce también en más apoyo al alumnado universitario. Algo más de 6,1 millones de euros se destinarán a facilitar que nadie se quede fuera de la Universidad por falta de recursos económicos. La compensación de la congelación de tasas se llevará la mayor parte de esa cuantía, algo más de 5,2 millones de euros, a lo que hay que añadir diferentes becas y ayudas. No en vano, somos una de las comunidades con los precios públicos universitarios más bajos, fruto de un esfuerzo presupuestario muy importante en los últimos años.

Volvamos a la carrera científica. Por primera vez Asturias va a contar con un itinerario que cubre desde la investigación predoctoral al investigador sénior. La retención, captación y atracción de talento son la prioridad que está reflejada, como principio inspirador, en las bases de la carrera científica a través del programa In Itineras. Esto complementa otras líneas que se lanzan desde el área de Universidad y que marca la hoja de ruta que puede seguir el personal investigador.

Será en 2021 donde confluyan todas las convocatorias, a las que se destinarán algo más de 9,4 millones de euros, con convocatorias como el programa predoctoral, postdoctoral, Margarita Salas, doctorados industriales, Jovellanos, a las que hay que añadir otra línea de 4 millones de euros destinada al programa de ayudas a los grupos de investigación, que también implican contratación de personal y que el pasado año permitió la incorporación de más de 80 personas.

Damos también un buen impulso a la I+D+i tanto en la pyme como en la gran empresa. A la vista del éxito de la actual convocatoria de centros de I+D de gran empresa, renovamos la misma con 3 millones de euros para que las grandes empresas implanten en el Principado sus sedes de investigación e innovación.

La innovación empresarial se mantiene en el nuevo presupuesto como una línea estratégica, con más de 8 millones de euros para ayudas a proyectos en pequeñas y medianas empresas, y para la creación y consolidación de Empresas de Base Tecnológica (EBT) localizamos más del doble de recursos, de 700.000 € a 1,5 millones de euros.

También ampliamos el programa Misiones Científicas, que aspira a incentivar la formación de consorcios entre investigadores y empresas para captar fondos europeos con proyectos estratégicos, centrados en la disminución de emisiones contaminantes y el envejecimiento activo. Cuenta con 400.000 euros ampliables a otros 400.000.

Por último 2021 será un año legislativo para la Consejería de la que formo parte. Nos espera el anteproyecto de Ley de Ciencia y de Ley de Agencia de Ciencia e innovación, que vendrá a ordenar y coordinar todos y cada uno de los recursos humanos y financieros que hoy por hoy, y de forma aún sorprendentemente dispersa, participan en la política de I+D+i del Principado de Asturias. Nada más, lograr el acuerdo presupuestario es imprescindible para Asturias, por eso es muy grato haberse encontrado grupos  parlamentarios que han demostrado estar a la altura con su disposición al diálogo: IU, Podemos, Ciudadanos y Foro. Fruto de esta negociación, el personal que se incorpore al mercado laboral o que traslade su puesto de trabajo a nuestra comunidad autónoma, siempre y cuando se dedique a la I+D+i, podrá deducirse hasta 2000 €.

Como digo, muy buenas noticias para empezar el mes.

Un saludo

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email