Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 73.

Buenas noches, Recibo con bastante preocupación la aparición de una nueva cepa del virus SARS-Cov-2 en Reino Unido que, de acuerdo a la evidencia citada por su propio presidente, acelera hasta un 70% la transmisión del virus. Esta cepa detectada en UK tiene, aparentemente, una serie de mutaciones en el gen que codifica la proteína Spike de las que algunas ya han sido detectadas en otros lugares del mundo, y que son: deleción 69-70, deleción 144, N501Y, A570D, D614G, P681H, T716I, S982A, D1118H). Los números se refieren a los aminoácidos de la proteína puestos en orden. Deleción significa que han perdido la información para codificar ciertos aminoácidos, como el  69, el 70 o el 144. El resto son mutaciones que codifican sustituciones de aminoácidos. Por ejemplo,  N501Y,  quiere decir que esa mutación hace que el aminoácido 501 de la proteína “spike” (la que recubre el virus) en vez de ser una asparagina sea una tirosina. Es decir esta molécula (asparagina):

Se cambia por esta otra (tirosina):

Como veis la tirosina es una molécula aromática, porque tiene lo que se denomina un grupo fenol, muy diferente a la asparagina, y es un cambio muy notable que afecta a la funcionalidad de la proteína, y recuerdo que justamente la proteína spike es la que el virus utiliza para entrar en las células. Para que os hagáis una idea, este cambio de aminoácido es como si tienes un muro y sustituyes un ladrillo de adobe por una piedra caliza de las de escollera. En esta publicación de ayer tenéis mejor explicados los pormenores de esta nueva cepa: https://virological.org/t/preliminary-genomic-characterisation-of-an-emergent-sars-cov-2-lineage-in-the-uk-defined-by-a-novel-set-of-spike-mutations/563

De todas formas, a la vista de que ya hay mensajes sobre gente preocupada por si la eficacia de la vacuna puede verse o no afectada, y a la espera de tener más datos epidemiológicos que den luz sobre las características de esta nueva cepa, yo mandaría un mensaje de tranquilidad. Cuando se genera una respuesta inmune contra el virus se desarrollan muchísimos tipos de anticuerpos, es como si nuestro sistema inmunitario disparase al virus con mil cañones a la vez.

No es tan sencillo evadir a nuestro sistema de defensa, porque además de los anticuerpos tenemos otros sistemas. Además, y por la evidencia científica que vamos acumulando, a este virus le llevaría años acumular todas las mutaciones necesarias para evadir la respuesta inmune generada contra él. En este artículo (aunque no está evaluado por pares) https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.12.17.423313v1, se menciona que a otra cepa de coronavirus, en este caso la 229E, le llevó 8-17 años acumular mutaciones para lograr evadir nuestro sistema inmunitario. Esto está en línea de lo que se sabe de otros virus, por ejemplo al virus de la gripe le lleva de 5 a 7 años.

Como estos días irá saliendo más info en las revistas científicas, ya os iré contando qué se comenta al respecto, pero de momento mensaje de tranquilidad y, sobre todo, a seguir acumulando datos para ver realmente las implicaciones de la mutación que lleva esa nueva cepa. Veo además que el ECDC ya ha sacado un informe al respecto de la nueva cepa: https://www.ecdc.europa.eu/en/publications-data/threat-assessment-brief-rapid-increase-sars-cov-2-variant-united-kingdom Recuerden que es importante seguir fuentes de información de confianza.

Por añadir algo más, mutar es algo muy normal en todos los virus, pero notablemente en los virus ARN ya que el proceso de replicación de su material genético no es muy fiel, generando muchísimas variantes. Si alguna de ellas es más exitosa -por ejemplo permite una mayor transmisión del virus como es el caso- se irán imponiendo a las demás y sustituyéndolas a lo largo del tiempo. Esto es lo que pasó justamente en verano en España, con la aparición de una nueva cepa que posteriormente se extendió por toda Europa. Aquí os dejo un observatorio con las diferentes cepas que van surgiendo, de momento hay analizados más de 3500 genomas de virus:

https://nextstrain.org/groups/neherlab/ncov/S.N501?c=gt-S_501,69&p=grid&r=country

Por cierto las vacunas RNA se irán aprobando estos días y, en Asturias, comenzaremos la vacunación de los colectivos más vulnerables a partir del día 27 de diciembre. Si quieren saber cómo funcionan estas vacunas, en el que se utiliza nuestras propias células para producir la proteína que “entrena” a nuestro sistema inmunitario, les recomiendo este hilo de Twitter:

En otro orden de cosas, esta ha sido la semana de la presentación de los presupuestos. Justo antes de entrar les hablaba a los investigadores predoc de la Universidad, quienes se habían concentrado para visibilizar que aún no se les ha actualizado su salario a lo que dicta el estatuto del personal investigador predoctoral en formación. Del lado del Gobierno ya saben lo que hay, la financiación está disponible (al igual que lo estuvo este año) y disponibilidad máxima para mediar en lo que podamos sin invadir competencias que no son nuestras. Una vez atendidos realicé la presentación de los presupuestos de Ciencia para 2021. Aquí les dejo el video completo con mi exposición, las preguntas de los grupos, mis respuestas, las de mis directores generales, la fijación de posición final de los grupos y mis últimas matizaciones:

https://www.youtube.com/watch?t=1086&v=nMBnFDLTu7U

Como digo ahí está todo, pero les dejo las claves de estos presupuestos:

  • Incremento de las inversiones y, entre otras partidas, del presupuesto en I+D+i
  • Reducción del número de nominativas, ganando nuestros procedimientos en transparencia, concurrencia por méritos e igualdad y garantizando que se ejecute todo el crédito de las partidas
  • Cumplimiento íntegro del acuerdo de financiación con la Universidad de Oviedo
  • Puesta en marcha de nuestros programas de I+D+i y de recursos humanos
  • En lo intangible: reordenación de nuestro sistema de ciencia y tecnología para ser capaces de colocar una inversión, aún mayor, de cara a 2022. Indispensable: crear una agencia de ciencia e innovación y  aprobar una ley de ciencia que reordene y optimice nuestros recursos, y caminar hacia la fusión de los centros tecnológicos en uno solo.

Voy a pararme en esto último, y creo que para el diario de hoy ya es suficiente. Mucha gente se preguntará, ¿para qué hacerlo? Os explico. Los recursos de Asturias son escasos, y tenemos que saber muy bien en qué se utilizan y a dónde van a parar. Este año ya hemos hecho un gran avance al disminuir 73 nominativas, pero necesitamos ir un paso más allá de la creación de un centro tecnológico que, aunando las capacidades de los actuales y sumándole nuevas, esté perfectamente alineado con la estrategia de especialización inteligente que estamos preparando para Asturias. 

Además, y en algunos casos, nos consta que la respuesta tecnológica que se les  está dando a muchas empresas no es la adecuada, por lo que necesitamos darle una vuelta al sistema. Por supuesto no queremos obligar a nadie, todos los centros ya han sido informados de esta estrategia que será voluntaria. 

Así, conseguiremos alinear nuestra financiación favoreciendo la transferencia de tecnología y conocimiento a las empresas, así como facilitar procesos de innovación en aquellas Pymes que no cuentan con músculo suficiente para acceder a este tipo de proyectos de forma recurrente.

Además hay algo que me preocupa profundamente a la vista de las dos encuestas que les hemos hecho a lo largo de este año, donde les hemos solicitado una serie de indicadores básicos y donde se constata que, fruto probablemente de años y años de recortes, estos han ido transformándose más bien en centros gestores de I+D, estando más preocupados de cuadrar sus balances que de hacer lo que tiene que hacer un centro tecnológico, que es ayudar a Asturias a caminar hacia un modelo productivo basado en el conocimiento. El modelo ya lo conocen: Tecnalia, el objetivo: tener una estructura que haga de interfaz entre la investigación y la innovación, sostenible, con una financiación no competitiva acorde a lo permitido por ley y que libere a su personal para estar menos preocupado en facturar servicios, y más al servicio de la transferencia de conocimiento a la pequeña industria y, sobre todo, alineado con los campos de especialización que definamos en la estrategia S3.

Por último, el viernes entregamos el premio Radar SpinOff, que convoca el Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado de Asturias, a los investigadores Gabriel Álvarez y Catuxa Prado, de la empresa de base tecnológica Neurotech por desarrollar un dispositivo que facilita la liberación intratecal de fármacos, evitando así la barrera hematoencefálica y dándole una segunda oportunidad a fármacos que pueden ser decisivos para enfermedades del sistema nervioso central como el Alzheimer. La creación de empresas de base tecnológica será una de las vías que potenciaremos en 2021, 2022 y 2023.

¡La semana que viene más!

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email