Diario de un Consejero de Ciencia. Semana 9.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

La vuelta de tuerca que le doy esta semana a esta entrada es intentar explicarle para qué le sirve a usted que yo me moleste en escribir estas líneas. Ya saben que no es molestia ninguna, ¡al contrario!, y así, a modo de resumen, esta semana ha estado marcada por la preparación de la primera comparecencia en la Junta, por la visita a la Fundación para la Innovación COTEC y por la divulgación de la ciencia en el marco de la Noche de los Investigadores. Vamos allá.

1. Consejería y Asturias. Esta semana hemos trabajado al 200 %. Por un lado estamos preparando la comparecencia en la Junta del Principado de Asturias, que se celebrará el próximo miércoles. Ahí expondremos, en primer lugar, nuestro plan de gobierno. En segundo lugar, todos los grupos parlamentarios podrán preguntarnos al respecto durante una hora. En la Junta están representadas las siguientes formaciones (número de diputad@s entre paréntesis): FSA-PSOE (20), PP (10), Ciudadanos (5), Podemos Asturies (4), IU-IX-IAS (2), FAC (2) y Vox (2). Imagínense, vamos a echar el día allí, va a ser como cuando defendí mi tesis doctoral, que estuve 3 horas y media, pero a lo bestia.

Lo de explicarles para qué les sirve esto a ustedes obedece a los consejos de un querido amigo que me dijo el otro día en Madrid: “Borja, le estás cogiendo el punto al blog, pero te queda por explicarle a la ciudadanía para qué sirve lo que haces”. Menos mal que por lo menos me invitó a tomar un café. Pues venga, y esto de la comparecencia… ¿”pa” qué le sirve a usted? Le sirve para dos cosas principalmente. En primer lugar verme a mí y a mi equipo en, digamos, acción parlamentaria (aunque la comparecencia no se celebra en el salón de plenos). Nos verá exponer cuáles son nuestros planes para la ciencia, la innovación y la universidad asturiana. También verá cuál es la posición del resto de grupos parlamentarios, si le dan importancia a la ciencia y a la innovación, a la formación de nuestros estudiantes, al futuro de nuestra región. En definitiva, usted podrá ver dónde se posiciona aquella opción política que ha votado. Preparar esta intervención me ha servido para acabar de elaborar una hoja de ruta, una especie de cronograma a cuatro años, como si fuera un proyecto de investigación. Esto es muy importante porque lo crucial en la administración es acompasar la ejecución del presupuesto que logremos obtener en las próximas semanas, que les anoto tiene rango de Ley, con el funcionamiento de las propias instituciones que resultarán beneficiarias de los programas que convoquemos. Para futuras ediciones (igual dentro de un año) les contaré el secreto de un buen gestor, contado desde el punto de vista de una magnífica funcionaria que ha tenido a bien explicarnos altruistamente cómo funcionan los presupuestos en la administración del Principado. Señores, en el Principado hay funcionarios MUY buenos.

El lunes estuvimos visitando el Centro Integrado de Formación Profesional en La Laboral, en Gijón. Está a las afueras de Gijón, cerca del Hospital de Cabueñes y de la Escuela Politécnica de Ingeniería de la Universidad de Oviedo. Además, está al lado del Parque Científico Tecnológico de Gijón, donde se concentran 4200 empleos y se factura el 7% (más o menos) del PIB de Asturias. Y esta visita… ¿”pa” qué? La formación profesional será central para cubrir todos aquellos puestos tecnológicos que se nos vienen encima. Es muy importante que alineemos por un lado esta formación y la demanda empresarial, y el enclave donde se sitúa esta escuela es ideal para este tipo de sincronización formación-empleo. Esto es algo que excede las competencias de mi Consejería, por eso me acompañaba el Director General de Enseñanzas Profesionales de la Consejería de Educación. Ellos moverán la siguiente ficha en este sentido, y desde mi Consejería estaremos ahí para acompañarles y participar.

El martes estuve en la Fundación COTEC, que como saben es la institución de referencia en innovación gracias a sus estudios, informes, artículos y estadísticas detalladas. Su web está genial, les animo a que por ejemplo le echen un vistazo a sus proyectos innovadores: https://cotec.es/proyectos/?idi No sé si sabían que el Director General es Jorge Barrero, y que es asturiano, lo cual no es sólo un orgullo (y muestra de la diáspora asturiana) sino que facilita tener interlocución.

Fue precisamente Jorge quien me invitó a la presentación de los resultados de un proyecto sobre impresión 3D y propiedad intelectual, que fue desarrollado por la Fundación Idonial. ¿Y “pa” qué le sirve a usted que yo haya ido ahí? En primer lugar Jorge me dejó participar en la inauguración y dirigir unas palabras a los allí presentes; seguro que muchos descubrieron que en Asturias tenemos por primera vez Consejería de Ciencia. Así que les sirve en primer lugar para visibilizar Asturias en el panorama nacional. Y en segundo lugar para que yo les cuente de primera mano lo que allí se expuso.

La presentación de Idonial corrió a cargo de Ana y David, quienes presentaron toda una serie de retos que surgen de la democratización de la impresión 3D en el campo de la propiedad intelectual. Para explicárselo en palabras sencillas, los retos son similares a los que surgieron con la creación del mp3 y al surgimiento de plataformas como Napster para poder intercambiarlos, ¿se acuerdan? Yo de aquella estaba acabando de estudiar Biología. Estos retos pueden abordarse desde la innovación no tecnológica (que también afecta a la producción), y básicamente se centran en el archivo 3D que se utiliza para imprimir. Lo primero será definir su naturaleza, los archivos 3D ¿son dibujos técnicos, programas informáticos, bases de datos…?, y lo segundo será disociar el archivo entendido como mera secuencia de bits, de los derechos de autor, la marca, el diseño y acreditar muy bien la trazabilidad de su creador. Esto es muy parecido a lo que ocurre en internet con las imágenes, ya tendrán claro que las hay libres para su reutilización comercial o no.

Después hubo un debate en el que surgieron preguntas interesantes, y donde quedó patente que ya somos conscientes de que las nuevas tecnologías traen desafíos. Por ejemplo se habló de impresión 3D de nuevos materiales y de bioimpresión. Claro, vean lo importante que es esto. Si el archivo 3D codifica una parte de su cuerpo para fabricarle una prótesis, o un órgano, ¿cómo los podemos proteger? ¿Qué pasa si alguien adquiere un archivo 3D de fuentes no controladas? ¿O si lo genera escaneando un objeto?… Dense cuenta de que aquí surgen implicaciones bioéticas.

En este debate me gustaría resaltar las intervenciones de César García (gurú de impresión 3D perteneciente a los 100 de COTEC) y de Rosa Serrano, emprendedora, maker, diseñadora en 3D, apasionada de la tecnología, gran divulgadora y creadora de la marca Chuic. Con César surgió el debate bioético en tanto en cuanto la impresión 3D tiene potencial de ser aplicada a la creación de órganos y a la medicina personalizada, y también introdujo en el debate el tema de los derechos de autor del archivo 3D llevándolo más allá: ¿y si el autor no es humano? ¿y si el creador del algoritmo que hace de autor tampoco es humano? Pues resulta que en Reino Unido ya se están estudiando estas posibilidades.

Y luego intervino Rosa, como les decía creadora de la marca Chuic, y que comenzó como emprendedora integrando la impresión 3D en moda y después en complementos. Además de todos los problemas que se le presentan con la protección de sus diseños, que al parecer muchas otras personas se empeñan en copiar, puso de manifiesto que en la formación que se les da a los emprendedores a veces se omite que hay costes en el proceso de protección de su tecnología o marcas. Y son costes que hay que contemplar y prever su financiación. Esto hay que tenerlo en cuenta, así que “coachs” del mundo, ¡anótenselo! (los coach son personas clave en la formación de emprendedores).

Rosa aprendió de forma autodidacta y descubrió que la impresión 3D le permite realizar todo el proceso de producción, desde el diseño a la fabricación. De momento no externaliza la fabricación de sus diseños, pero aun así ya se ha encontrado con que le han copiado a nivel nacional e internacional. Puso sobre la mesa la disyuntiva de la falta de legislación en materia de impresión 3D: ¿qué necesita proteger pensando en externalizar producción a terceros? ¿el archivo, el prototipo, el producto final…? Emprendedoras como Rosa necesitan este tipo de asesoramiento porque no sólo es bueno para su negocio, es bueno para nuestra sociedad porque genera diferentes retornos. Por cierto, aprendí que “chuic” es una onomatopeya de beso, como “mua” y… ¡no me digan que sus diseños no son monos!

El miércoles me reuní con una representación de la Federación Asturiana De Empresarios, y el jueves con el Rector de la Universidad de Oviedo. Ambas reuniones sirvieron para repasar los principales problemas que abordan Empresa y Universidad. Y discutimos muchas propuestas, unas suyas y otras nuestras, unas que se podrán realizar y otras no, pero en definitiva convenimos en flexibilizar y disminuir la burocracia del día a día y sobre todo estudiar vías para potenciar la colaboración público-privada.

Y ya el viernes asistí a la Noche de los Investigadores, en la Universidad de Oviedo. Aunque ésta realiza más actividades en sus otros campus, ya saben que la misma masa no puede estar en dos o más puntos del contínuo espacio-tiempo a la vez, así que opté por el que más cerca me quedaba de Consejería. Increíble ver tanta familia y sobre todo tanta niña y tanto niño allí, aprendiendo de la mano de los propios investigadores e investigadoras cómo funciona una mitocondria, cómo son las bacterias al microscopio, lo importante que es conservar todo tipo de semillas, cómo son los huesos y sus diferencias entre los distintos animales. De nuevo, ¿y esto para qué le sirve a usted? Es muy importante que los investigadores hagan este esfuerzo de divulgar, y que nosotros ayudemos a difundirlo. No sirve para nada ser un buen divulgador si luego el mensaje no llega, e iniciativas como esta son esenciales justamente para eso, para que el mensaje cale, y además en ese colectivo, porque como decía KA Menninger, “lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”. Yo creo que lo estamos haciendo muy bien.

2. Cloenda. Voy a pasar directamente a la cloenda que si no me extiendo mucho, y mi objetivo es llegar a sintetizarles lo que quiero decirles semanalmente en 1400 palabras. Si voy a estar 4 años, y tenemos poco más de 52 semanas al año, voy a escribir 208 entradas de estas que o reduzco o pasarán de 300.000 palabras. A ver luego cómo resumo yo eso. Voy a la cloenda, cuando me escuchen hablar en la Junta sobre ciencia, recuerden que gracias a ella y a la tecnología contamos con la calidad de vida de la que disfrutamos. Podremos protestar más o menos sobre temas como educación o sanidad, pero por favor, hagan el esfuerzo de imaginar la vida hace 100 años. Aquí les dejo una infografía sobre las vidas que han salvado descubrimientos como los grupos sanguíneos o desarrollos tecnológicos como los fertilizantes https://www.medigo.com/blog/infographics/lifesaving-innovations/ Fíjense que sólo se citan aquellos descubrimientos en innovaciones que han salvado más de un millón de vidas, pero dense cuenta todos los “imprevistos” que tenemos controlados y que antes significaban muertes.

Y nada más, la semana que viene tengo lunes y martes bloqueado para preparar la comparecencia –venga rimemos- a conciencia y con mucha paciencia. Ciencia por todos los lados como pueden ver.

¡Hasta la semana que viene!

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email