Resumen de la ponencia de D. Federico Mayor Zaragoza en la Mesa Redonda ¿Estamos ante una emergencia climática?

En el marco de la 1ª Conferencia “CIENCIA Y SOCIEDAD: UNA VISION CIENTIFICA PARA UN FUTURO DIFERENTE”, organizada por La Asociación Española para el Avance de la Ciencia (AEAC) que se celebró en Madrid los pasados días 5 y 6 de noviembre Federico Mayor Zaragoza, Presidente de la AEAC , nos habló en la Mesa Redonda sobre Emergencia Climática de la importancia de la ciencia y el rigor científico para enfrentarnos a esta amenaza global.

Manuel Seara Valero, periodista científico y divulgador presentó al primer ponente y Presidente de la Asociación Federico Mayor Zaragoza, cuya ponencia, encuadrada en la Mesa “¿Estamos en emergencia climática?”, tenía por nombre: “Frente a amenazas globales, acción inaplazable basada en el rigor científico” .

El Sr. Mayor Zaragoza comenzó diciendo que esa misma mañana había iniciado el día conociendo que Donald Trump confirmaba su amenaza y abandonaba el acuerdo de París sobre el cambio climático, lo que le llevó a abandonar la ponencia preparada y enumerar a los asistentes una larga serie de desacuerdos similares promovidos por Presidentes norteamericanos, siempre republicanos, de los que en algún caso había sido testigo personal, como cuando el Presidente Bush padre se negó a firmar la Convención de los derechos del niño en 1989, ratificado por todos los demás países que en aquel momento formaban la ONU.

Al final de la primera guerra mundial, cuando se creó la Sociedad de Naciones en 1920, tampoco los norteamericanos se adhirieron, pese a haberla promovido otro Presidente norteamericano (Woodrow Wilson, que era demócrata), lo que hizo que esta organización no tuviera el papel que se esperaba de ella, no siendo capaz de desarrollar el multilateralismo capaz de resolver, con la palabra, los desacuerdos. La historia ha demostrado como aquello contribuyó al estallido de la segunda gran guerra mundial.  Del mismo modo el republicano Ronald Reagan, presionado por la industria armamentística norteamericana, rechazó en 1989  una propuesta del tratado START I de reducción de armas estratégicas, mucho más ambiciosa que la finalmente firmada por Mijail Gorbachov y George H.W. Bush en 1991, así como un largo etcétera de acciones que buscaban la paz mundial.

A continuación detalló los pasos previos que habían llevado a la firma del Acuerdo de París, empezando por el informe “Los límites del crecimiento”, que encargó el Club de Roma en 1971, siguiendo, en 1979, con el informe de la Academia de Ciencias de los EEUU “Dióxido de carbono y clima: una evaluación científica” que provocó el contraataque de ExxonMobil a través de una fundación de pseudocientíficos negacionistas.

La situación actual de cambio climático la considera Mayor Zaragoza como ya irreversible, y cuando algo es irreversible ya solo valen medidas drásticas. El Ártico se derrite, lo que provoca que el permafrost libere a la atmósfera el metano que tiene retenido, lo que acelera el efecto invernadero y el cambio climático.

Para abordar estas cuestiones que atañen a todo el planeta se echa en falta un verdadero liderazgo europeo, que sí hubo durante la presidencia francesa de Mitterrand, cuando Europa sí era solidaria e innovadora. En la actualidad sobra dinero para la industria militar y falta para atender los desastres naturales (o provocados).

Es el tiempo de llamar a la acción, a cumplir con los ODS  (Objetivos de Desarrollo Sostenible), de exigir responsabilidades intergeneracionales, y dar la espalda a unos medios audio-visuales que dependen fundamentalmente de quien les financia. Haría falta un llamamiento desde las altas instancias para que el 1 de febrero de 2020 todos los ciudadanos del mundo enviasen un mensaje a Donald Trump comunicándole que dejaban de comprar productos norteamericanos si abandona el Acuerdo de París.

Finalizó con una frase de Albert Camus, apostillada por él: “Les despreciaba, porque pudiendo tanto, se atrevieron a tan poco”. No quiero que nuestros descendientes digan lo mismo de nosotros.

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email