La vida en cuatro letras

Ayer Carlos López-Otín, uno de los investigadores españoles de mayor relevancia internacional, presentó en su libro ‘La vida en cuatro letras. Reflexiones de un científico’ en el club de Prensa de La Nueva España, en Oviedo.

Se trata de un libro de divulgación científica en el que aborda el origen de la vida, el genoma humano, la lucha contra la enfermedad y también la felicidad. Es un libro escrito en un momento personal muy complicado, lo cual se nota en el libro. Para la hemeroteca quedan datos de la presentación como las 3000 millones de “letras” que cada célula humana lleva dentro, las 50 billones de células que componen un ser humano, aforismos como “La felicidad es lo más difícil: la reconocemos por el ruido que hace al marcharse” y conceptos como el del ikigai, del que afirma que lo perdió al “entrar en un eclipse, un eclipse de alma”.

Pero más allá del libro en sí, queremos llamar la atención sobre un hecho inédito en España. La presentación ayer era a las siete de la tarde. Desde casi media hora antes, había una larga cola, de más de 200 personas esperando para entrar a escuchar la presentación. Fuentes de La Nueva España estimaron, in situ, que dos tercios de los que esperaban no pudieron entrar.

Ojalá la sociedad empiece a preocuparse por la ciencia. Quién sabe si algún día veremos en nuestro país una manifestación de gente reclamando “más conocimiento, más saber, más ciencia”, tal y como el propio Otín reclamaba no hace muchos años.

Compartir este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email