Diario de un Consejero de Ciencia.
Semana 72.

Por Borja Sánchez

Buenas noches,

Mira que esta corta semana de 3 días tenía que haber sido tranquila para preparar muy bien la comparecencia de los presupuestos de pasado mañana, que es de las más duras de preparar por la cantidad de datos que hay que manejar. Mira que mañana también tenía que ser un día tranquilo para trabajar con el equipo. Nada más lejos de la realidad, está claro que basta que uno necesite tiempo para que pase todo lo contrario. Sé que van a quedar muchas cosas sin decir hoy, porque las cosas tienen su lugar y su momento. Hoy sin embargo voy a comenzar empezando por otras dos cosas.

La primera darle mi enhorabuena a Izertis por su éxito en la convocatoria Misiones del CDTI, donde ha conseguido, dos proyectos, uno como coordinador, que suman algo más de 11 millones de euros. En concreto, los dos proyectos caen en los ámbitos de la medicina de precisión (BioPrintiA) y de la ciberseguridad (Segres), que ya puedo adelantar están perfectamente alineados con lo que vamos a trabajar, a partir de la semana que viene, en la estrategia de especialización inteligente de Asturias (S3).

Ahora la segunda cosa. Según la Federación de Asociaciones Defensa Sanidad Pública  “Asturias es la región con mayor presupuesto sanitario per cápita para 2021, con 1.950 euros”  https://www.actasanitaria.com/presupuestos-sanitarios-fadsp/ Estamos haciendo un esfuerzo ingente por priorizar la salud en Asturias; un 40% de nuestro presupuesto para 2021 va a ir destinada a ella, no entiendo cómo nadie puede ver que esto no puede definirse de otra forma que esa, ingente para una comunidad autónoma de las dimensiones de la nuestra. Aquí dejo la tabla que recoge la anterior noticia:

Bueno, ahora lo de la semana, una semana como digo corta y marcada por un viernes frenético donde me ha quedado más que justificada la oportunidad con la que ha sido creada esta consejería. Desde cero, esto se le ha olvidado a la gente, igual que parece se le ha olvidado que los procedimientos administrativos han estado parados casi 3 meses. Aún así la ejecución de nuestro presupuesto va a ser muy buena y el año que viene, como explicaré en mi comparecencia del martes, será un año legislativo donde vamos a acometer las reformas necesarias para poder subir de ese 0,8% del PIB donde parece estamos estancados históricamente en Asturias. Reforma que son necesarias a no ser que queramos seguir anclados a esa cifra. A mí no me apetece, no sé a ustedes.

Les decía que el viernes fue un día que voy a recordar siempre. Nunca pensé que tendría que salir al paso a las graves imprecisiones pronunciadas en la Junta General del Principado de Asturias acerca de nuestro presupuesto para la Universidad. Ya que veo que a pesar de luchar porque la Universidad de Oviedo tenga un presupuesto cada vez mayor, pero que se justifique debidamente, no es suficiente.  Y otra cosa, la compensación del impacto económico de la covid-19 requiere una justificación adecuada, y he de decir que los informes aportados hasta ahora por la institución no recogen los efectos de la pandemia. ¿Cómo puedes compensar algo que no está descompensado?

Dejadme explicaros lo que pondremos a disposición de la Universidad para el año que viene. El presupuesto de la Consejería de Ciencia para 2021 incluye una subida de 6 millones en los fondos destinados a la Universidad de Oviedo. Esta subida supone un 4,31% más que en 2021, sin contar las partidas que ingresa de otros departamentos del Principado o por otros conceptos como las cátedras universitarias o las ayudas a grupos de investigación. La institución académica recibirá en suma más de 145,2 millones de transferencia corriente y 8,3 millones de transferencias de capital, y aspira a tener uno de sus mejores (si no el mejor de sus) presupuestos.

Por otra parte, la financiación de los gastos provocados por la crisis sanitaria está ligada a que el desembolso se justifique adecuadamente. Hasta ahora, ni los informes de ejecución presupuestaria ni la previsión de cierre del ejercicio de la Universidad mencionan o acreditan gastos derivados de la pandemia. Cabe destacar que para cubrir este tipo de gastos no hay a día de hoy un fondo finalista, sino un dinero que se destina a afrontar costes que superan la disponibilidad presupuestaria y que, por tanto, se deben justificar oportunamente. En este sentido, los gastos sobrevenidos no se acreditan de manera adecuada en los informes requeridos a la Universidad, que incluso argumenta un cierre de año con superávit para solicitar la convocatoria de plazas de profesorado en la oferta pública de empleo. Todo ello hace difícil justificar una transferencia con cargo al fondo para la educación superior. No obstante, desde el Principado nos hemos comprometido a compensar los gastos derivados de las pruebas PCR. 

Además, en 2021 la institución podrá optar a los fondos que el Ministerio de Universidades habilitará para este fin. De cara al próximo año, el dinero que se destine al coronavirus, tanto para digitalización como para modernización de las universidades, procederá de los fondos del Ministerio de Universidades para este fin. Desde el Gobierno de Asturias se ha solicitado que esta financiación sea finalista. La Universidad de Oviedo, por su parte, tendrá oportunidad de presentar un proyecto sólido para concurrir a estos fondos estatales, y en este cometido contará con el apoyo de la Consejería de Ciencia si así se le solicita claro. Nuestra mano está siempre tendida. Aquí les dejo la captura donde figuran estos fondos que serán desplegados como transferencia de capital en el Ministerio de Universidades (por cierto financiado con fondos europeos del mecanismo de recuperación y resiliencia):

En cuanto a los fondos que el Rectorado asegura que está pendiente de recibir del Gobierno de Asturias, y para los que reclama una gestión más ágil, por no reproducir las palabras literales, se corresponden con partidas sin justificar por parte de la institución académica o que finalizan a 31 de diciembre de este año, a saber:

–       Aportación ordinaria de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad: 6,8 millones, que corresponden a diciembre y se tramitan antes de que concluya el mes.

–       Financiación por resultados: 2 millones pendientes de justificación por parte de la Universidad. La institución entregó la documentación el 10 de diciembre –el último día de plazo- y ahora se abre el proceso de fiscalización.

–       Plan de inversiones: 1,6 millones que no se pueden transferir mientras la Universidad no salde la deuda cercana a 400.000 euros de una partida revocada y pendiente del plan de 2018. No obstante, a día de hoy, Ciencia no ha recibido la solicitud formal del plan de inversiones para el presente ejercicio, a punto de concluir, si bien el plazo para la justificación de los gastos concluye el 31 de diciembre.

–       Compensaciones extraordinarias por la congelación de tasas de matrícula universitaria: La pasada semana se aprobó una ampliación del crédito hasta alcanzar los 5 millones debido al incremento del número de estudiantes este curso. La próxima semana se realizará la resolución para el abono de la partida. En 2019 también se ejecutó la transferencia en diciembre.

–       Ayudas a grupos de investigación: 2 millones que están pendientes de las alegaciones que presente la Universidad.

Sobre el capítulo de personal, el Principado asume el 90% del coste total, cumpliendo así lo recogido en el convenio de financiación suscrito con la Universidad. En cifras concretas, se traduce en 137 millones, un 3% más que el pasado año. Y estas son mis explicaciones a día 13; habrá más porque no son las únicas imprecisiones que se escucharon ese día, que lejos de dolerme, la verdad que me han decepcionado profundamente. Por mi parte, está en mi ánimo allegar más fondos, claro que sí, eso ya lo estamos haciendo, y también agilizar estas justificaciones para perseguir lo que todos queremos, y es una Universidad que sea motor de esa transformación económica de nuestra región como la única fábrica de conocimiento que es. Pero pensad que es dinero público, que hay que rendir cuentas, que no es sólo disponer de más fondos, es que los hay que utilizar y sobre todo justificar.

El conocimiento, ese intangible que según COTEC es uno de los ingredientes de esa materia oscura que tira de la competitividad de nuestras empresas. Siempre he estado comprometido con la ciencia, siempre he demandado más recursos, pero para utilizarlos. Por eso además de publicar he licenciado patentes y creado una empresa, por eso he divulgado y difundido ciencia, por eso es tan importante, además de los fondos, el know-how, el saber hacer, el knowledge o conocimiento experto. Por eso lo intangible es tan importante, por eso las estrategias también son importantes al ser la forma de convertir lo intangible en tangible. Por eso estoy tan orgulloso que el alumnado asturiano se mejor en #ciencias y #matemáticas que la media española y europea de acuerdo a la evaluación internacional TIMSS2019, a la altura de los países europeos con mejores resultados.

Os invito a ver este video de COTEC sobre el valor de lo intangible, da que pensar sobre dónde residen nuestras verdaderas fortalezas a futuros:

https://www.youtube.com/watch?v=wGbLj3-Apyg&feature=youtu.be

¡Hasta la semana que viene!

Colabora
Colaborar con la AEAC es apoyar a la Ciencia, en su sentido más amplio.
Hazte socio
Ser socio de la AEAC es apoyar a la Ciencia.
Newsletter
Suscríbete a nuestro boletín de noticias para tener toda la información de la AEAC en tu email.

Asociación Española para el Avance de la Ciencia © 2020 | Aviso legal | Contacto