Diario de un Consejero de Ciencia.
Semana 96.

Buenas noches, 

Muchas noticias esta semana, voy a tratar de condensar las principales aunque el diario se me va a ir un poco de las manos en cuanto a extensión.

Comenzábamos la semana participando en la inauguración del XI Congreso Internacional de Bioética, organizado por la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), y que durante el transcurso de 3 días analizó los diferentes retos que afronta el uso creciente de la biotecnología sobre la medicina y el medio ambiente. En la inauguración participó Lucía Viñuela, hija de nuestra ilustre e internacional científica Margarita Salas, a quien se le entregó a título póstumo el premio SIBI2021. Como curiosidad, decir que parte de mi intervención institucional fue en inglés, ya que al ser un congreso internacional cuenta con asistentes de todas las partes del mundo, y aunque se contaba con un servicio de traducción simultánea, no está de más que desde las instituciones hagamos este pequeño gesto hacia muchas personas que, quizás por primera vez, sitúan Asturias en el mapa. La gente cree que esto de no hablar idiomas es cuestión española, pero no se crean que en otros países nos van a la zaga. Cuando fui a Francia por primera vez, en 2004, viajaba todo feliz con mi inglés y mis tres palabras en francés: bonjour, merci y s’il vous plaît. No me quedó otra que aprender francés, la primera palabra «ça» para poder pedir la comida, porque sólo hablaba inglés la directora del laboratorio, y ahí empezó el descubrimiento de una lengua tan sonora como apasionante.

También esta semana hemos dado luz verde a la implantación del grado en Ciencia e Ingeniería de Datos por la Universidad de Oviedo, una titulación semipresencial que pertenece a un campo de conocimiento con alta demanda y proyección de futuro. Este proceso comenzó hace casi un año, toda vez que se levantó el parón administrativo impuesto con el primer confinamiento, y la idea era que UniOvi pudiera ponerlo en marcha en el curso 2021-2022. Tras la aprobación en Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, quedan los dos últimos pasos del procedimiento, mero trámite, primero su aprobación por el Consejo de Universidades, y después su aprobación final en el Consejo de Ministros, con lo que se llega a tiempo de sobra para que en septiembre puedan comenzar sus clases los primeros 60 alumnos. Sé que parece un procedimiento interminable, pero es el procedimiento y los trámites que tenemos y, si queremos hacer las cosas bien y que lleguen a tiempo, es indispensable conocer y anticipar todos los pasos y, sobre todo, tener análisis y documentación seria, bien hecha y recopilada. El buen trabajo realizado en todos los niveles y departamentos implicados, hacen que UniOvi pueda instaurar este grado a partir del curso que viene. 

El jueves por la mañana asistí, junto con el DG Innovación, Investigación y Transformación Digital y el DG de Seguridad y Estrategia Digital, a la Conferencia Sectorial de Transformación Digital, presidida por la Vicepresidenta Nadia Calviño y con la participación del Secretario de Estado de Telecomunicaciones y de la Secretaria de Estadio de Digitalización e Inteligencia Artificial. En la sectorial, se abordaron las futuras convocatorias sobre fondos europeos dependientes de su ministerio, y que afectan a toda la parte de transición digital contemplada en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Un tercio del presupuesto, ahí es nada.

 

Es importante hacer constar que las CCAA vamos descubriendo, semana a semana, cómo podemos participar en el despliegue de los fondos europeos. Así, el jueves, se nos comunicó aquellas partidas presupuestarias que iban a ser susceptibles de territorialización por parte del Ministerio de Asuntos Económicos, es decir, de reparto entre las CCAA. 

En el caso de la digitalización de las administraciones públicas, se destinarán algo más de 578 millones de euros a las comunidades autónomas y 391,4 millones para las entidades locales, con un reparto de fondos que se establecerá en la Comisión Sectorial de Política Territorial y Función Pública. Sobre la modernización de las administraciones, existe un compromiso presupuestario para 2021 de 136 millones de euros para las comunidades autónomas y de 92 millones para las entidades locales. En este ámbito, desde Asturias se van a presentar diversos proyectos relacionados con las siguientes líneas estratégicas:

  • Administración Orientada a la ciudadanía
  • Operaciones inteligentes
  • Gobierno del Dato
  • Infraestructuras digitales
  • Ciberseguridad

En la componente de conectividad digital, se establecen los siguientes repartos entre comunidades autónomas:

  • 150 millones de euros para el refuerzo de la conectividad en centros de referencia y servicios públicos, de acuerdo al criterio de población de las comunidades autónomas.
  • 100 millones de euros en acciones para la sociedad del Gigabit y el apoyo a proyectos tractores de digitalización sectorial, polígonos industriales etc. El criterio de reparto surgirá de la ponderación entre la superficie y el número de empresas de las comunidades autónomas.
  • 30 millones de euros en bonos de conectividad para colectivos vulnerables. El criterio de reparto será la población en riesgo de pobreza (indicador del INE).
  • 80 millones de euros en adquisición de infraestructuras de telecomunicaciones en edificios que carezcan de infraestructuras centrales de telecomunicaciones, siendo el número de los mismos el criterio de reparto.
  • En la componente del Plan Nacional de Competencias Digitales, se territorializarán 152 millones de euros correspondientes al plan de competencias digitales transversales, siendo el criterio de reparto la población y el número de personas sin competencias digitales o con competencias digitales básicas.

Para el resto de la dotación presupuestaria, las CCAA podrán seguir participando en la definición de las actuaciones, en la ejecución directa de actuaciones a través de licitaciones, en la gestión de ayudas y subvenciones y presentando proyectos en solitario o en consorcios. Y, sobre todo, el resto de los fondos para transformación digital, se desplegarán a través de convocatorias en concurrencia.  

Ese mismo día, por la tarde, comparecí a petición propia ante la Junta General del Principado de Asturias para informar de las propuestas que se manejan en Asturias, dentro de las competencias de I+D+i, universidades, transformación digital y telecomunicaciones, es decir las competencias de la Consejería de Ciencia, y sobre el avance de las diferentes reuniones y conferencias sectoriales. La intervención íntegra puede ser consultada aquí: http://ow.ly/ihld30rJ977

Comenzaba recordando qué ha supuesto para los gobiernos de las diferentes administraciones públicas la crisis de la COVID19, una crisis muy diferente a las que nos hemos enfrentado en los últimos tiempos, ya que en ella confluye una crisis sanitaria, una crisis social, una crisis financiera y una crisis económica compuesta por sendas crisis de oferta y de demanda. E hice hincapié en que todo esto ocurrió a la vez. La llegada del nuevo coronavirus y la pandemia tuvo un efecto rápido y negativo a nivel sanitario, social y económico, lo que hizo necesario planear, también a la vez, el incremento del gasto sanitario, social y educativo, compensar la abrupta caída de la actividad económica –la mayor desde la Guerra Civil-, a seguir gestionando como se podía el resto del presupuesto ordinario en una situación de parálisis administrativa, con los procedimientos suspendidos hasta nuevo aviso y, además, tener la vista puesta en reprogramar el paradigma económico de Asturias para aprovechar la doble transición ecológica y digital de la mano de los fondos europeos. 

Todo ello bajo la mirada de controles internos, externos, sociales, políticos… un período de un estrés incalculable que muchas personas vivieron muy a gusto atrincheradas, pero que nos dejó una serie lecciones positivas en las que basarnos para acometer la recuperación desde el presente. Esta es la idea fuerza que debe hacernos ver el futuro con optimismo. 

Comenté con los portavoces de los grupos parlamentarios que conviene recordar que los fondos europeos extraordinarios vienen a reforzar la política de cohesión europea para el período 2021-2027, y he de decir que ahí la Consejería de Ciencia tuvo la visión de orientar su presupuesto desde 2019. Entre los cinco objetivos políticos europeos para este septenio, las inversiones en desarrollo regional se centrarán especialmente en los objetivos políticos 1 y 2, es decir entre el 65 y 85% de los fondos. Estos objetivos son el de crear una Europa más inteligente, mediante la innovación, la digitalización, la transformación económica y el apoyo a las pymes; y en segundo lugar el de transitar hacia una Europa más ecológica y libre de carbono, que aplique el Acuerdo de París e invierta en transición energética, energías renovables y la lucha contra el cambio climático.

Explicar qué son los fondos europeos, con las distorsiones mediáticas de supuestas carreras y competiciones entre CCAA por presentar listas más o menos largas de proyectos -quién sabe a dónde- con la complejidad que representan todas las vías, fórmulas, fondos y programas que se tocan, es complicado. Curiosamente mucha gente se ha olvidado de que la mejor forma de plasmar esas intenciones de realizar proyectos es planificar bien el presupuesto. En mi comparecencia de diciembre de 2020 encontrarán referencias a todas estas iniciativas que contiene el presupuesto de la Consejería de Ciencia, todas ellas inversiones que permiten a nuestro sistema científico tecnológico, público y privado, apalancarse en los fondos europeos, por citar algunas: misiones científicas, compra pública innovadora, creación de laboratorios de innovación, laboratorio abierto 5G, casi 26 M€ para que FICYT e IDEPA nos ayuden en la gestión de las convocatorias competitivas del PCTI etc. A mayores, dos leyes en ciernes y la fusión de los CCTTs que dotará a Asturias de herramientas para impulsar la inversión en I+D+i y la colaboración público-privada. Quedémonos con la idea de que podemos distinguir tres tipos de proyectos/programas que pueden ser susceptibles de co-financiación europea: 

  1.   Los presentados por las empresas o por consorcios público-privados a las manifestaciones de interés de los ministerios y que estos usarán para diseñar sus convocatorias. 
  2.   Aquellos fondos que los ministerios van a territorializar, o sea repartir, entre las diferentes CCAA y sobre los que éstas construyan sus propias actuaciones.
  3.   Aquellos que las propias consejerías enviamos a las manifestaciones de interés (MDI; por ejemplo ahora mismo hay abierta una MDI para presentar proyectos a la componente 25 del PRTR, que es hacer de España un Hub Audiovisual). 

Los proyectos del grupo 1 son reenviados a la Oficina de Proyectos Europeos de Asturias, donde son analizados y estructurados, y preparados para ser redirigidos a las múltiples convocatorias que se disponen a publicar los Ministerios. Recordé que la OPE es nuestra ventanilla única para la presentación y maduración de este tipo de proyectos. A día de hoy, la OPE maneja 30 proyectos directamente relacionados con nuestra consejería, con una inversión prevista de 550 M€, y 22 proyectos relacionados con varias consejerías, entre las que figura ciencia, con una inversión prevista de 236 M€. 

Los proyectos del grupo 2 se despliegan a cargo de fondos territorializados. En el caso del Ministerio de Universidades,  serán repartidos entre las Universidades públicas de acuerdo a criterios específicos en dos programas: formación, movilidad internacional y atracción de talento, y modernización y digitalización del sistema universitario español. A día de hoy sabemos que la Universidad de Oviedo recibirá 7,8 M€ para el primer programa. Queda por concretar cuánto recibirá nuestra Universidad para su proyecto de digitalización y modernización. En el caso del Ministerio de Asuntos Económicos, sabemos que habrá territorialización de las partidas que les explicaba justo antes de comenzar a explicarles mi comparecencia.

Los proyectos del grupo 3 engloban aquellos que nuestra Consejería ha enviado a diferentes manifestaciones de interés, principal pero no exclusivamente al Ministerio de Ciencia, y cuyo fin es el de ampliar nuestros objetivos presupuestarios y de llegar ahí donde no llegamos con el presupuesto ordinario. El Ministerio de Ciencia cuenta con 3.380 M€ extraordinarios, para 2021-2023, dentro de la componente 17 del PRTR, que es la “reforma institucional y fortalecimiento de las capacidades del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación”. La mayor parte de este presupuesto será gestionado a través de sus tres agencias: AEI, CDTI e ISCIII. El CSIC también ha visto incrementado significativamente su presupuesto. A todas estas convocatorias tendrán que concurrir nuestras empresas y grupos de investigación, usando como palanca nuestras propias convocatorias regionales. Sin embargo, el Ministerio ha reservado 227 M€ para planes complementarios de I+D+i con las CCAA. Desde Asturias participaremos en 2 de las 8 áreas de conocimiento donde vamos a presentar los siguientes programas, que se encuentran actualmente en fase de diseño:

  • El primer proyecto se encuadra dentro del área energía e hidrógeno verde, y su objetivo será impulsar la descarbonización de los sectores industriales a través del despliegue de las tecnologías del hidrógeno verde y la digitalización. Asturias opta, junto con otras 7 CCAA, a una bolsa de 35 M€.
  • El segundo programa se sitúa dentro del área de Biodiversidad y en él se impulsará la gestión ambiental de los recursos hídricos, forestales, etc. y su interacción con la industria y con la sociedad. Asturias opta, junto con otras 4 CCAA, a una bolsa de 35 M€.
  • Además, y en colaboración con la Consejería de Medio Rural, se ha enviado la propuesta de creación de un Hub de innovación Agroalimentaria aprovechando las infraestructuras del SERIDA, que tiene como objetivo reforzar la sostenibilidad de la cadena agroalimentaria, facilitar la transición verde y apoyar la cohesión territorial y social de la mano de la agroalimentación y de la biotecnología. Hemos estimado el presupuesto de este programa en 6 M€ hasta 2023. 

Existen otras actuaciones de I+D+I en otras componentes lideradas por otros ministerios. A esas componentes la Consejería de Ciencia ha presentado las siguientes 15 manifestaciones de interés, unas con presupuesto estimado y otras no, respondiendo a los propios requisitos de las solicitudes. Muchos de estos programas ya cuentan con una financiación presupuestaria para 2021, y estarían listas para recibir financiación adicional a cargo de los fondos europeos y así, aumentar su alcance y ambición:

  1.     Un plan de extensión de Banda Ancha a los concejos de Cangas del Narcea, Ibias y Ponga para desplegar desde la red ASTURCON, fibra óptica a 393 áreas geográficas y 5.136 unidades inmobiliarias para las que no hay planes PEBA, y que tiene un presupuesto total de 2.038.965 €.
  2.     Un plan de cableado de fibra óptica de la red de repetidores TdT en zonas próximas a la red ASTURCON. Serían 63 de los 367 puntos de difusión que serían ofertados a los operadores, en modalidad de operador neutro, para implantar servicios de conectividad 5G. El presupuesto es de 5.709.046 €.
  3.     Creación de una red de banda estrecha para IoT, de carácter público y abierto, con cobertura virtualmente universal. El piloto está estimado en 500.000 € y la inversión total en 10 M€.
  4.     Creación de un laboratorio de innovación abierto 5G como punto de encuentro entre gran empresa, PyME con la Universidad como epicentro. Este laboratorio iría acompañado de un entorno 5G, encuadrado en la Milla del Conocimiento de Gijón, ideal para el escalado e impulso de estas tecnologías. Este proyecto cuenta con 150.000 € de financiación en 2021.
  5.     Creación de laboratorios de innovación social en concejos de menos de 20.000 habitantes, aprovechando la convocatoria de concurrencia competitiva para los CDTLs. Tendrán como fines el impulso de la ciencia ciudadana y la identificación de nuevos modelos de negocio en el mundo rural usando las redes 5G como palanca. Este proyecto cuenta con 1,6 M€ de financiación en 2021.
  6.     Creación del Lab AI5, un concepto de innovación abierta basado en una infraestructura experimental para la validación de tecnologías y servicios 5G y la colaboración público-privada. Su presupuesto de puesta en marcha es de 200.000 €.
  7.     Junto a la DG de seguridad y estrategia digital y la FINBA, se ha presentado un proyecto de impulso del e-health, para el uso seguro y anonimizado de datos vinculados a la salud que favorezca la excelencia en la práctica clínica, la Salud pública y epidemiología, así como la generación y transferencia de conocimiento.
  8.     Creación de un organismo para impulsar la transformación digital. Esta actuación se realizará a través de un cambio en los fines sociales del GITPA, con el objetivo de reorientar su modelo de negocio y ofrecer las infraestructuras necesarias en torno a las nuevas tecnologías como la IA, el IoT, el blockchain o el comercio online, entre otras.
  9.     Creación de un laboratorio abierto en impresión aditiva. Este proyecto se ha concebido alrededor de cuatro ejes estratégicos: el fortalecimiento tecnológico y la investigación aplicada; la capacitación de recursos humanos y la mejora de la competitividad de los investigadores; la internacionalización y el posicionamiento estratégico; y la transferencia tecnológica a las industrias y su difusión en el mercado. Este proyecto se plantea como complemento a la reestructuración y fusión de los CCTT, y su alineamiento con la estrategia S3, que estamos emprendiendo.
  10.   Impulso a los hubs de innovación asturianos de digitalización y circularidad, al que añadiríamos el agroalimentario, como plataformas indispensables para el acceso a tecnologías habilitantes y puntos de colaboración público-privada. A este proyecto el Gobierno del Principado destina 1.285.000 € en 2021.
  11.   La expansión y crecimiento del programa misiones científicas para alinearlas con la estrategia de especialización inteligente y financiar fases de escalado de los pilotos público-privados diseñados en la fase uno. A este programa estamos dedicando 800.000 € en 2021.
  12.   La potenciación de nuestros circuitos de fomento de empresas de base tecnológica, articulados a través del CEEI. Para 2021 este programa cuenta con 1,5 M€. Estimamos que ahora mismo, Asturias sería capaz de absorber hasta 10 M€ en este tipo de líneas relacionadas con las EiBT.
  13.   Creación de un centro de referencia en I+D+i sobre inteligencia artificial en la Universidad de Oviedo.
  14.   Creación de un laboratorio de ciberseguridad aprovechando las infraestructuras con las que cuenta GITPA. En esta infraestructura se desarrollaría un programa de validación y testeo de acciones basadas en la creación de una sub red de pruebas punto a punto, donde se despliegan tecnologías diferentes (fibra óptica de alta capacidad, edge computing, 5G). Esta servirá como laboratorio abierto para generar y transferir conocimiento a mercado. El presupuesto estimado es de 2,5M€.
  15.   Creación de centros de I+D en el Museo Jurásico y en el Museo Arqueológico de Asturias, proyecto desarrollado de forma conjunta con la DG de Cultura y Patrimonio. Su misión será amplificar y transferir el conocimiento generado en los Museos y contribuir a la internacionalización de la ciencia Asturiana.

A mayores tenemos nuestras propias convocatorias de I+D+i y de carrera científica, incluyendo la atracción y retención de talento, ligadas al PCTI, que suponen una inversión de casi 26 M€ anuales en cuya gestión nos ayudan FICYT, el CEEI e IDEPA. Estos proyectos y otros que irán surgiendo, persiguen que la I+D+i sea palanca para la transformación económica de Asturias, de la descarbonización, digitalización y diversificación de nuestro sistema productivo y que impacten positivamente en las políticas de igualdad y de cohesión. Estas iniciativas serán muy útiles para convertir este gran desafío de gestión en una gran oportunidad para que Asturias construya su futuro de la mano de la ciencia, de la innovación y del talento.

El ecosistema científico tecnológico ha logrado transferir todo el conocimiento y desarrollo sobre vacunas de ARN mensajero, acumulado durante 30 años, en unos meses. En tan solo unos meses la humanidad tiene vacunas que son efectivas, y que además supondrán una revolución en el tratamiento de muchísimas enfermedades. Además, la sociedad ha visto la relación causa efecto: a medida que se ha ido incrementando la vacunación han ido disminuyendo los nuevos casos y, sobre todo, la letalidad del virus.

Está claro que aquellas regiones que acometan su recuperación económica de la mano de la ciencia y de la innovación, serán aquellas que mejor enfrenten futuras crisis. A mí por lo menos no me cabe la menor duda, ¿a usted?

¡Hasta la semana que viene!

Colabora
Colaborar con la AEAC es apoyar a la Ciencia, en su sentido más amplio.
Hazte socio
Ser socio de la AEAC es apoyar a la Ciencia.
Newsletter
Suscríbete a nuestro boletín de noticias para tener toda la información de la AEAC en tu email.

Asociación Española para el Avance de la Ciencia © 2020 | Aviso legal | Contacto