Diario de un Consejero de Ciencia.
Semana 70.

Por Borja Sánchez.

Puedes consultar entradas anteriores de este diario haciendo clic aquí.

Hoy me encanta cómo empieza este diario. Ya hace más de un año que celebramos un concierto muy especial. La idea surgió sin más, un día en el que preguntándonos qué hacer para la Semana de la Ciencia y la Tecnología 2019, se nos ocurrió diseñar una metodología para que los escolares aprendieran cómo funciona el código genético componiendo música. El proyecto, en el que colaboraron las Consejerías de Presidencia y la de Educación, fue un éxito, con la participación de 155 escolares de Primaria y Secundaria pertenecientes a 8 centros asturianos. De entre los diferentes genes que podíamos haber escogido, seleccionamos el gen notch1, ya que el equipo que dirige Carlos López Otín lo había identificado, hace años, como el “portador” de mutaciones que causan leucemia linfática crónica. El concierto, además, fue semipresencial, con grupos que entraron vía telemática y otros que actuaron allí mismo, en el salón de actos del IES Aramo. Toda una premonición de lo que estaba por llegar.

Este año ha sido imposible organizar nada, así que hemos tenido el detalle de organizar toda esta metodología en un artículo y de hacer al alumnado partícipe del mismo, agrupados dentro del consorcio MARGA, acrónimo que como imaginarán recuerda también al de nuestra insigne científica Margarita Salas. Hemos depositado este artículo, en abierto, en el repositorio Preprints: https://cutt.ly/bhiql1m y hemos enviado una carta de participación a cada alumno y alumna, para premiar su participación .Siempre que sale el tema musical me acuerdo que tengo pendiente escribir por qué JS Bach fue todo un innovador, pero eso requiere un tiempo de reflexión mayor que el que utilizo para escribir estas notas semanales. Pero me viene a la cabeza otra pieza que también fue innovadora en su tiempo, la Obertura 1812 de Tchaikovsky, que si mal no recuerdo fue compuesta en 1880, el año del turrón más caro del mundo. Verán, usar cañones de verdad en una obra musical es… un reto. Los cañones, igual que los fuegos artificiales, hacen ladrar a los perros, asustan a los niños, hacen entrar en pánico a los gatos, te despiertan en mitad de la noche con tu corazón latiendo y saliéndose del pecho porque crees que han entrado en tu casa, revientan tus tímpanos etc.

Ya saben que para el que tiene miedo, todo son ruidos, pero insisto, con la debida “delicadeza”, se pueden usar cañones de verdad en una pieza musical:

Hay otra cosa que, en su día, fue bastante innovadora, el uso de los doce tonos para componer o “dodecafonismo”, que tuvo a Schönberg como su máximo exponente y que, tras la segunda guerra mundial rescataron compositores como Cage o Stockhausen, algunas de cuyas partituras he reproducido en ediciones anteriores de este diario. El dodecafonismo se asocia a música disonante, siniestra… pero hay muy bellos ejemplos de esta forma de componer. Incluso hoy en día hay músicos que se vienen arriba y que utilizan este aparente caos musical en directo, aquí les dejo dos ejemplos: 

Así habló Zaratustra, de Richard Strauss, inspirado en el célebre libro de Nietzsche:

El final del Aleluya, del Mesias de Haendel:

Más cosas de consejería. El viernes pasado viajamos hasta Luarca para participar en la ofrenda floral ante la tumba de Severo Ochoa, y para inaugurar la estatua en recuerdo y homenaje a Margarita Salas, donde aproveché para recordar el papel crucial que va a tener la Agencia de Ciencia e Innovación, prevista para 2021 (si las cosas normativamente van bien), en la reordenación de nuestro sistema científico tecnológico y en la atracción y retorno de talento científico.  En este sentido, el Ministerio de Ciencia tiene abierto, hasta el 9 de diciembre, el trámite de consulta pública del anteproyecto de ley que modifica a la Ley 14/2011 -la Ley de Ciencia- que, entre otras cosas, contempla una nueva figura para la contratación estable de científic@s y su incorporación al sistema científico tecnológico español: https://cutt.ly/vhjw8C9 

Esta semana también participé en el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación, en la que se abordó, entre otras cuestiones, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Pacto por la Ciencia y la Innovación, y la puesta en marcha de planes complementarios con las comunidades autónomas ligados al mecanismo de recuperación de la Unión Europeos. Estos planes complementarios, financiados a cargo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, será la forma que tengamos de optar a ellos desde la I+D+i, y estará muy ligada a nuestra Estrategia de especialización Inteligente. En total, el presupuesto de Ciencia cuenta con más de 1.700 millones de euros que se distribuirán en distintas convocatorias, a las que podrán concurrir tanto grupos de investigación como universidades y centros de I+D+i, con el objetivo de alcanzar el 3% del PIB destinado a ciencia en 2030. Esto significa un 1,25% de financiación pública, y un 1,75% de financiación privada.

También tuvo lugar la primera reunión del Comité Asesor de Fondos Europeos, donde se presentó el mapa de estrategias del Gobierno y se abrió a las posibles sugerencias y aportaciones de los integrantes de este órgano. Sin más tardar, esta semana nos pondremos ya a trabajar en la estrategia de especialización inteligente, donde plasmaremos por qué sectores apostar de acuerdo a la identificación de cadenas de valor ya presentes y potencialmente existentes.

Y también fue en el sentido de la identificación de oportunidades de negocio en el sector Bio y Salud el seminario impartido por Miriam Rodríguez, Directora General de Aspen Pharma, dentro del programa AVANTE organizado por el CEEI. Entre las oportunidades de negocio la ponente destacó la generación de valor a partir de los datos registrados, la historia clínica integrada, las puertas de entrada digitales a los servicios sanitarios, la segregación e identificación de sitios limpios de microorganismos, el manejo de pacientes crónicos, la economía de los cuidados, las compras centralizadas online y las cadenas de suministro (off-shore, just in time, manufactura esbelta…) que utilicen blockchain para gestionar suministros, el uso de centros de mando y cuadros de indicadores para tomar decisiones, la gestión del conocimiento… pero sobre todo, saco de Miriam la conclusión y la coincidencia de que, hagas lo que hagas en la vida, si no orientas tus políticas a las personas no serás ni eficaz ni eficiente.

Y nada más por esta semana, la semana que viene entran los presupuestos en la Junta así que… comienza la última etapa del año.

Un saludo

Colabora
Colaborar con la AEAC es apoyar a la Ciencia, en su sentido más amplio.
Hazte socio
Ser socio de la AEAC es apoyar a la Ciencia.
Newsletter
Suscríbete a nuestro boletín de noticias para tener toda la información de la AEAC en tu email.

Asociación Española para el Avance de la Ciencia © 2020 | Aviso legal | Contacto