Diario de un Consejero de Ciencia.
Semana 79.

Por Borja Sánchez

Buenas noches, 

Semana intensa con mucho trabajo para rematar el Mapa de Estrategias del Principado y tener un borrador de la estrategia de especialización inteligente que, como avanzábamos, está ya en una fase muy avanzada. Semana de la vuelta con su familia de una persona que llevaba muchos días lejos, y semana de la noticia de la implantación de un centro de logística de Amazon en Asturias que creará 2000 empleos directos, y quién sabe cuántos miles indirectos.

Esta semana ha finalizado el plazo para participar en la convocatoria de ayudas para la creación de consorcios de las Misiones Científicas de Asturias (http://ow.ly/s51z30rrMjZ). Durante el último trimestre de 2019 concebimos un programa, con la participación de nuestro sistema regional de ciencia y tecnología, en el que definimos dos misiones científicas para Asturias, siguiendo la metodología europea. Las hubiéramos convocado el año pasado, pero sin tener una agencia de innovación y con el parón administrativo de la COVID, no las hemos podido convocar hasta el mes pasado. Eso sí, con el doble de financiación. Y, ¿por qué dos? Más que nada por un tema de recursos; lo ideal hubiera sido convocar 5, coincidiendo con los 5 objetivos que hemos identificado en la estrategia S3. Las acciones subvencionables son dos:

  • Reducción de Emisiones y Gases efecto invernadero
  • Longevidad y envejecimiento activo

Tras la pandemia y tras la aparición del instrumento NGEU, los consorcios público-privados asturianos que puedan aparecer tras esta convocatoria, van a tener una relevancia muy grande al poder tenerlos identificados, inventariados y tener un proyecto solvente por delante. Además, a nivel autonómico, nos es muy sencillo darle continuidad porque este programa tiene unas bases reguladoras y una convocatoria por concurrencia competitiva que lo avalan. Por eso, puede que muchos de ellos sean la base para alguno de los grandes proyectos transformadores de Asturias, aunque esto por supuesto es una simple idea y aproximación.

Por otro lado, y tras los últimos problemas con la sede informática, la  Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA)  prorroga hasta el 8 de febrero de 2021 el periodo de presentación de solicitudes del sexenio de investigación: http://www.aneca.es/Progr…/Evaluacion-de-profesorado/CNEAI

Aunque esté en excedencia por servicios especiales, este año me ha tocado presentar el 4to sexenio, (tengo ya dos de investigación y el de transferencia), así que déjenme ponerles aquí un par de consejos para la aplicación: 

  1. Hay que completar la solicitud antes de 20 minutos. Aunque se permita guardar un borrador, a mí no me funcionó.
  2. Para conseguir el punto 1, lo ideal es tener todos los datos de las contribuciones a las que se opta para el reconocimiento del sexenio en un documento aparte, para que sólo sea copiar y pegar, en especial el resumen de cada una de las 5 contribuciones científicas, y sus indicios de calidad.

La semana pasada celebramos la la primera reunión con representantes de las ocho grandes empresas con centros de I+D+i en Asturias, seis de nueva creación que se suman a los tres ya implantados desde hace años por ArcelorMittal (2) y por Thyssenkrupp Elevator (1). En el encuentro telemático participaron también miembros del resto de compañías: Satec, IDESA, Gonvarri, Windar, PMG y Linter, que coincidieron en la necesidad de impulsar la internacionalización científica y tecnológica de Asturias y de ejercer como tractores de talento y de innovación para Asturias. Por mi parte, les animé a formar consorcios y a participar en las expresiones de interés de los ministerios para competir tanto por los fondos europeos “convencionales” como al nuevo instrumento NGEU, ya que serán esos grandes consorcios público-privados los que lideren los grandes proyectos de transformación socioeconómica de la mano de los PERTEs. Subir hasta una inversión del 2% del PIB en ciencia necesita del sector privado, y en este sentido que las grandes empresas con implantación en Asturias fijen sus centros de I+D+i en nuestra región, tiene un claro efecto tractor. Por eso, animo al resto (muchas ya lo saben) a que se sumen a las próximas convocatorias de ayudas para impulsar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.

Volvamos con los fondos, comenzamos a conocer cuáles van a ser las reglas del juego para ir optando al Mecanismo de Reconstucción y Resiliencia, con partidas pintadas en los presupuestos de los diferentes ministerios. En este sentido tanto un menda (el burro delante…) como el Director General de Seguridad y Estrategia Digital -que depende de la Consejería de Presidencia- participamos en la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Telecomunicaciones, Sociedad de la Información y Audiovisual, presidida por la ministra Nadia Calviño, para abordar, entre otras cuestiones, las estrategias de digitalización y el despliegue de la 5G… y la tipología de proyectos a presentar. La estrategia clave es España Digital 2025, de donde emana la propia estrategia digital asturiana, va a desplegarse de acuerdo a 6 planes:

  • Plan para la conectividad y las infraestructuras digitales. 
  • Estrategia de impulso al desarrollo de la tecnología 5G. 
  • Estrategia nacional de inteligencia artificial. 
  • Plan de digitalización de las administraciones públicas. 
  • Plan de digitalización de Pymes.
  • Plan de competencias digitales. 

Respecto al Ministerio de Ciencia, el viernes participé en la reunión del Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación en el que el Ministro nos ha expuesto a las comunidades autónomas las líneas básicas que marcarán los Planes Complementarios, es decir, los programas que el Ministerio de Ciencia e Innovación cofinanciará a cargo de los fondos europeos y que en principio, a la espera de lo que reciban de las diferentes CCAA, priorizarán las áreas de la agroalimentación, biodiversidad, energía e hidrógeno verde y computación cuántica.

Pasemos ahora a la innovación empresarial. Para apostar por la innovación como factor de competitividad, una empresa no tiene por qué optar por crear un centro de I+D+i, también puede optar por un esquema de innovación abierta. En este sentido, tuve la oportunidad de participar en la presentación del espacio abierto de innovación #LaGranja, una iniciativa de  la empresa #Capsa en colaboración con el Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado de Asturias (CEEI), con el que el sector agroalimentario asturiano va a recibir un gran impulso ya que estos sistemas de colaboración entre grandes empresas tractoras con empresas de base tecnológica -para generar nuevos productos y movilizar el sector innovador regional- combinan la capacidad de tracción de la primera con el empuje de las segundas. Me hace especial ilusión que este programa se materialice porque, además de tener a personas fantásticas al frente (Tellado, Cris y Rubén), fue el tema de mi primera reunión como consejero.

Más reuniones, y que no falten. Aunque estamos en contacto de forma telemática, esta semana he reunido al Comité Asesor de Política Científica, para contrastar y comentar los avences del documento sobre las oportunidades de la digitalización en Asturias, que verá la luz de forma inminete y donde se analizan las áreas donde debe hacerse efectiva la digitalización y los beneficios para la ciudadanía. Este también será el documento de base para la futura Estrategia de transformación digital de nuestra comunidad, una iniciativa que será clave en la transformación del modelo productivo.

Poco a poco vamos también retomando las visitas sobre el territorio, cumpliendo de forma estricta las recomendaciones sanitarias. En concreto, vamos a comenzar a monitorizar el progreso de extensión de la banda ancha en Asturias. Esta semana tocó visita al concejo de Valdés, que alcanzará el cien por cien de cobertura de banda ancha en todas sus poblaciones a finales de año, quedando sin ‘zonas blancas’ cuando concluya el despliegue de los programas de mejora de la conectividad, y que ejemplifica el esfuerzo del Principado por reducir una de las brechas digitales, en este sentido el de tener acceso a una conexión de banda ancha. Además, aprovechamos la visita a Valdés para, de la mano de Óscar e Isma, alcalde y concejal, visitar el estado de recuperación de dos “flagships” (iniciativas emblemáticas) del concejo: los jardines de la Fontebaixa, y el museo del calamar gigante, además de conocer otras iniciativas del ayuntamiento, como su adhesión a la red de villas Nobel.

Y para acabar, un par de convocatorias. La primera de la Universidad Politécnica de Cartagena, que está promoviendo una votación para dar el nombre de una mujer científica a su edificio de I+D+i, y entre cuyas opciones se encuentra la investigadora asturiana Margarita Salas. El proceso es abierto y se puede votar hasta el 9 de febrero: https://mujercientifica.upct.es

La segunda, ya está abierto el plazo de solicitudes de la convocatoria de ayudas para la formación de investigadores en empresas, más conocidos como doctorados Industriales. Son 60 plazas, contratos de cuatro años y las solicitudes pueden presentarse hasta el 18 de febrero (http://bit.ly/3ahvEn0)

Cuídense

Colabora
Colaborar con la AEAC es apoyar a la Ciencia, en su sentido más amplio.
Hazte socio
Ser socio de la AEAC es apoyar a la Ciencia.
Newsletter
Suscríbete a nuestro boletín de noticias para tener toda la información de la AEAC en tu email.

Asociación Española para el Avance de la Ciencia © 2020 | Aviso legal | Contacto